lunes, 23 de mayo de 2016

Boletin AEDD -NRO, 1216 : LA ESMA FUE UN CAMPO DE CONCENTRACIÓN Y EXTERMINIO

Asociación Ex Detenidos Desaparecidos
 32 años de lucha
   1984-2015     

LA ESMA FUE UN CAMPO DE CONCENTRACION Y EXTERMINIO


El gobierno nacional del Presidente Mauricio Macri, según el secretario de Derechos Humanos Claudio Avruj busca convertir la Esma, para ellos “ex Esma”, en un Campus de los Derechos Humanos. Desde la Asociación de ex – Detenidos Desaparecidos les decimos: la Esma no es ningún “campus”, ningún “centro cívico”, sino el más cabal testimonio que ahí funcionó uno de los cientos de centros clandestinos de secuestros, torturas y exterminios que hubo en nuestro país durante la dictadura genocida, por donde pasaron 5000 prisioneros, la mayoría de ellos desaparecidos hasta hoy en día

Así, como durante el gobierno anterior nos opusimos que en la Esma se hicieran asados, reuniones partidarias, recitales, que  hubieran payasos y murgas, hoy nos oponemos que se sigan trasladando oficinas públicas, tanto nacionales como internacionales que profundizan la desnaturalización del lugar.

Si los gobiernos anteriores propiciaron que ahí funcionara la oficina de derechos humanos del MERCOSUR y hasta Baltazar Garzón tuviera la suya, el gobierno macrista ya trasladó a la secretaría de Derechos Humanos y piensa llevar ahí al INADI, al Instituto Nacional de Asuntos Indígenas, a las delegaciones de la Unicef y la ONU, profundizando la banalización y el “resignificado” comenzado en la gestión anterior.

Y para finalizar anunció que se sacará la reja exterior, como queriendo unir el exterior con el interior, buscando insertar que somos todos lo mismo. Las víctimas y los victimarios; los secuestradores, torturadores, violadores, asesinos, desaparecedores con los secuestrados, torturados, violados, asesinados, desaparecidos. Los genocidas y el Pueblo, y así trastocar la realidad de genocidio que, reducir a la mínima expresión las huellas del mismo, para facilitar la política de reconciliación.-

Mientras tanto la Esma queda cada vez más aislada en un extremo del predio, como buscando que sea olvidada, que no interpele al pueblo argentino. Que las nuevas generaciones no sepan que ese lugar en toda su extensión formó parte de un plan genocida que buscó exterminar toda forma de organización popular. Para que no sepan que antes de ese golpe genocida, en 1975 cuando se quiso implementar un plan económico similar al actual, “el rodrigazo”, el pueblo salió a la calle y lo tumbó.

Repudiamos este nuevo intento de olvido que busca que el pueblo no tenga historia, para que al decir de Rodolfo Walsh, asesinado por la patota de la Esma, esté siempre empezando de cero. Y exigimos que la Esma, no la ex-Esma, sea un espacio de memoria, de interpelación del pueblo argentino. Para que las nuevas generaciones conozcan su historia, sepan quienes eran los desaparecidos, que pensaban, que soñaban, que por qué enfrentaron a la dictadura. Y quienes fueron los genocidas, por qué buscaron exterminar toda forma de organización popular. Que puedan ir construyendo una Memoria que les permita transformar este presente en otro donde no exista ninguna forma de opresión, como querían los 30000 Detenidos Desaparecidos.

Asociación de ex – Detenidos Desaparecidos