viernes, 29 de enero de 2016

Boletín de la AEDD nro 1202: REPUDIO A LAS SALIDAS DE PRISIÓN DEL GENOCIDA SCILINGO

32 años de lucha
   1984-2015     

La Asociación Ex-Detenidos Desaparecidos (AEDD), que participara activamente en el juicio desarrollado en Madrid en el año 2005 contra el oficial de Marina Adolfo Scilingo, por lo crímenes de terrorismo y genocidio, repudia enérgicamente las declaraciones realizadas por el Juez José Luis Castro de Antonio, del Juzgado de Vigilancia Penitencia de la Audiencia Nacional, que considera que ha habido en el genocida una evolución, un cambio de actitud al decir que pediría perdón en un formulario judicial.

Nos parece una burla cruel pensar que los tremendos crímenes cometidos y en los que participara activamente este oficial de la ESMA, puedan expiarse con un formulario firmado.
Recordemos que  Scilingo fue condenado por el Supremo español el 1 de octubre de 2007 a 1.084 años de cárcel como autor de 30 asesinatos, un delito de detención ilegal y como cómplice de 255 secuestros más, considerados todos ellos crímenes contra la humanidad.

El entonces  teniente de fragata Adolfo Scilingo  en junio de 1977, participa activamente en un vuelo de la muerte,  junto a otros oficiales y un médico introdujo a 13 represaliados de la ESMA en un avión Skyban y los arrojó en alta mar por la popa del avión, desnudos y narcotizados con pentotal. Tras drogarlos, el médico se trasladaba a la cabina para no ver cómo los arrojaban. Scilingo aseguró que mientras los lanzaba, él mismo estuvo a punto de caer al agua.
En  agosto de 1977 Scilingo en otro vuelo de la muerte, ayudó a arrojar al mar a otros 17 prisioneros. El método empleado fue el mismo que en primero.

Scilingo participó como chófer en el secuestro de una persona a mediados de 1977. El tribunal lo consideró cómplice de los otros 255 que pudieron acreditarse en la ESMA.

Scilingo en todo momento quiso sacar partido económico por sus declaraciones a los medios de comunicación  antes del inicio del juicio, pretendía conseguir el status de testigo protegido con una suerte de salario y otros beneficios e intentó por medios deplorables, la dilatación y suspensión del  procedimiento judicial, recurriendo a fingir desmayos y otras teatralizaciones propias de un ser indigno.

Scilingo es un genocida, ningún supuesto arrepentimiento puede ser tenido en cuenta para liberarle de la condena merecida por los crímenes atroces cometidos.

No olvidamos – No perdonamos – No nos reconciliamos 

30.000 compañeros detenidos desaparecidos:  PRESENTES