jueves, 26 de noviembre de 2015

Boletín AEDD nro 1191 : No es venganza. Se trata de memoria, verdad y justicia

Asociación de ex Detenidos Desaparecidos
 Buenos Aires, Argentina

Gacetilla de Prensa

ENCUENTRO MEMORIA VERDAD Y JUSTICIA

No es venganza.
Se trata de memoria, verdad y justicia

Aún no terminó el recuento definitivo de votos y ya, desde las columnas editoriales de los voceros del poder económico más concentrado y entreguista, claman por “no más venganza”. Así llaman a la búsqueda de memoria, verdad y justicia por las responsabilidades políticas y materiales del terrorismo de estado, intentando retornar a la impunidad de la obediencia debida, el punto final y los indultos, aludiendo a una supuesta verdad ‘incompleta’.

Hay una verdad completa, que la historia y nuestro pueblo ya saldaron.

La verdad completa es que el terrorismo de estado significó la  brutal represión, racional y planificada  contra  nuestro pueblo y que tiene  un nombre  preciso: genocidio. Genocidio que impuso la desaparición de  hombres, mujeres,  jóvenes  , niños,  para sembrar el terror y  que  tuvo como objetivo  aniquilar el amplísimo movimiento obrero y popular  que se proponía  conseguir profundas  transformaciones en la Argentina. Por esto se buscó destruir todas las formas  de organización de los trabajadores y el pueblo.

La verdad completa es que el terrorismo de estado fueron los  campos de  concentración, la  desaparición, el  asesinato, la  cárcel, el  exilio,  el secuestro, la  tortura y el robo  de  niños, que destruyó miles de familias.

La verdad completa es que ese genocidio  fue impulsado por  los grupos del poder económico que  planificaron y financiaron el golpe a favor de  una  política que los beneficiara a costa de la miseria sistemática  para  nuestro pueblo.

La verdad completa es que en ese genocidio participaron las  patronales y dirigentes sindicales traidores que entregaron  cuerpos de  delegados, como en Ingenio Ledesma, Mercedes Benz, Ford;  la mayoría de la jerarquía de la Iglesia que los bendijo,  los jueces que los  ampararon,  los  políticos que  los  avalaron y  a los  grandes medios de  comunicación  que  les  lavaron la cara a todos ellos.

La verdad completa es que el terrorismo de estado fue la desaparición de los derechos políticos y democráticos de la mayoría de los argentinos, la metódica violación a sus derechos humanos.

Detrás de este reclamo de impunidad al terrorismo de estado se agazapan un nuevo saqueo al salario, un ataque a las paritarias y el derecho de huelga, la criminalización de la protesta y, en definitiva, un ajuste para descargar sobre los trabajadores y el pueblo los costos de una economía estancada y en crisis.

Repudiamos este burdo intento por restaurar la total impunidad a la dictadura genocida y sus cómplices civiles.

Convocamos a transformar la conmemoración del 40° aniversario del golpe de 1976 en un masivo repudio a estos intentos y la ratificación de nuestros reclamos de  memoria, verdad y justicia sobre los crímenes del terrorismo de estado.