sábado, 29 de noviembre de 2014

1er Encuentro Nacional Contra la Impunidad y la Represión.

Compañeros y compañeras:

Enviamos un primer listado con todas las organizaciones que han asegurado su presencia hasta el momento en el 1er. Encuentro Nacional contra la impunidad y la Represión del 6 y 7 de diciembre.

Aquellos compañeros y organizaciones que quieran adherir y/o participar les pedimos nos envien un mail a la dirección :enc.contraimpunidadyrepresion@gmail.com .
Como ya hemos aclarado en otros correos, desde la comisión Organizadora aseguraremos el hospedaje gratuito para los compañeros que se trasladan desde otras provincias ( les pedimos se contacten con la dirección de correo anterior).

A las organizaciones que se encuentran en la Ciudad de Buenos Aires y en el Gran Buenos Aires les pedimos un aporte solidario de $200.- por organización, para poder asegurar los gastos de funcionamiento del Encuentro.

COMISIÓN ORGANIZADORA 1er. ENCUENTRO CONTRA LA IMPUNIDAD Y LA REPRESIÓN

ORGANIZACIONES PARTICIPANTES CONFIRMADAS HASTA EL 30/11/2014

AEDD- Asociación de Ex Detenidos Desaparecidos
APEL- Asociación de Profesionales en Lucha.
APEMIA- Agrup. Por el Esclarecimiento de la Masacre Impune de la AMIA.
CADEP- Coordinadora Antirrepresiva por los Derechos del Pueblo
CADHU-Centro de Abogados por los Derechos Humanos
CAJ-Comité de Acción Jurídica
CEPRODH-Centro de Profesionales por los Derechos Humanos
CMM-Colectivo Memoria militante
LIBERPUEBLO
MEDH
SERPAJ-Servicio Paz y Justicia
APDH MATANZA
APDH ROSARIO
MEDH-SANTA FE
UADH-ROSARIO-Unidad Antirrepresiva por los Derechos Humanos
COMISION DE HOMENAJE MADRES DE QUILMES
COMITE POR LA LIBERTAD A LOS PRESOS DE ATE SANTA CRUZ
CORREPI-Coord.Contra la Represión Policial e Institucional- en el ENA
HIJOS LA PLATA
HIJOS MAR DEL PLATA EN LA RED NACIONAL
LAS AZUCENAS
MULTISECTORIAL LA PLATA BERISO Y ENSENADA
VECINOS DE SAN CRISTOBAL contra la Impunidad
CADH ROSARIO (COMIS. ANTIRREPRESIVA POR LOS DDHH) EN EL ENA
CENTRO POR LOS DDHH HERMANOS ZARAGOZA
COLECTIVO DE ABOGADOS Y ABOGADAS POPULARES LA CIEGA
ASOCIACIÓN DDHH CAÑADA DE GOMEZ -SANTA FE
AGRUPACION ¿QUIÉNES SOMOS?
RESISTENCIA QOM
COORDINADORA ANTIRREPRESIVA DEL SUR
GREMIAL DE ABOGADOS
FAMILIARES DE CROMAÑON
FAMILIARES Y AMIGOS DE LUCIANO ARRUGA
FAMILIARES Y VICTIMAS DE LA REPRESION ESTATAL RIO NEGRO NEUQUEN
FRENTE DE LUCHA POR LA SOBERANIA ALIMENTARIA
CTA- LOMAS DE ZAMORA
ATE-ROSARIO
ATE SUR
SEC. DDHH ATE PROVINCIA
SEC. DDHH CTA LA PLATA Y ENSENADA
SEC. DDHH SUTEBA LA PLATA
SEC. DE PRENSA CTA SANTA CRUZ
SEC. DDHH CTA ROSARIO
CENTRO DE PENSAMIENTO CRITICO WALTER BENJAMIN
MUTUAL SENTIMIENTO
TODOS LOS 25 HASTA QUE SE VAYA MONSANTO

jueves, 27 de noviembre de 2014

martes, 25 de noviembre de 2014

Boletin AEDD - nro. 1131 : PRESENTACIÓN ESMA La mujer que nunca estuvo allí

30 años de lucha
   1984-2014     
 COMPARTIMOS UN TEXTO QUE NOS FUE ENVIADO
          
PRESENTACIÓN ESMA

La mujer que nunca estuvo allí

            Cuando recibí la invitación de Claudio Martyniuk para participar en esta (no) presentación de su libro, Estética del nihilismo. Filosofía y desaparición, tuve sentimientos encontrados. Por un lado, me tentaba la idea de la convocatoria. Entre otras razones por el aprecio que tengo por Claudio, personal e intelectual. Por otro, mi respuesta a la pregunta de la convocatoria -¿Es la ESMA un lugar para presentar un libro?- iba a ser negativa, generando una contradicción entre lo que quería decir y lo que estaba afirmando con mi presencia. Pero, a veces, el azar juega a nuestro favor y un retraso en el acto -que entonces lo llevaba a mediados de noviembre- me iba a permitir estar de una manera particular: con la palabra pero in absentia. No es que este desdoblamiento resolviera definitivamente mi ambigüedad pero la hacía más llevadera. Así iba a poder decir lo que tenía intención de decir (y que seguro no era sólo mi palabra sino la de muchos otros) sin contradecirla con mi presencia.


La distancia

            La ESMA no es el lugar o el espacio apropiado para presentar un libro, ni siquiera este libro, Estética del nihilismo, que nos ha convocado hoy aquí. Pero, a mi juicio, tampoco lo es para alojar un canal de televisión, ni para exhibir una exposición fotográfica, ni para hacer “asados”, ni para tantas otras cosas. La ciudad está llena de espacios para estas actividades. Lugares que no están ligados a acontecimientos traumáticos como los que se han vivido aquí. Antes de comentar con ustedes y exponerles las razones que yo he encontrado para avalar esta aseveración negativa, me gustaría empezar trazando algunas líneas desde las que voy a hablar. Ustedes saben que el contexto desde donde se habla es muy importante para situar lo que se está diciendo. Circe Maya, la conocida poetisa uruguaya, me va a permitir dibujar ese contexto, situar ese punto de partida. Dice Maya en uno de sus poemas más conocidos, “Otra voz canta”, refiriéndose a los desaparecidos:

Dicen que no están muertos
escúchalos, escucha
mientras se alza la voz
que los recuerda y canta.
Cantan conmigo,
conmigo cantan.
Escucha, escucha;
otra voz canta.
No son sólo memoria,
son vida abierta,
son camino que empieza
y que nos llama.
Cantan conmigo,
conmigo cantan.

Me gustaría detenerme en estos cuatro versos:

no son sólo memoria,
son vida abierta,
son camino que empieza
y que nos llama.

Voy a dar por supuesto que todos nosotros, -los que respondemos de forma negativa a la pregunta por la pertinencia de la ESMA como ámbito apropiado para presentar un libro, como los que lo hacen de forma positiva y han convertido este espacio en un lugar para muchas otras cosas-, estamos de acuerdo en este punto. El legado de los compañeros desaparecidos no es algo del pasado sino del presente y esa herencia nos convoca, nos pide que respondamos (nos posicionemos ante todo ello). Voy a presuponer que ese consenso imaginado nos permite concentrarnos en cómo responder a esa convocatoria, cómo desarrollarla mejor, con qué límites, con qué posibilidades. En resumen, me voy a concentrar en el cómo hacerlo y voy suponer que el qué –un espacio donde reflexionar y elaborar lo acontecido- no es un obstáculo.
A veces, me da la impresión de que las exigencias de la vida política diaria, los variados partidismos, las facciones dentro de las distintas corrientes, las filias y las fobias políticas, -todo eso que hace a la democracia y que en el contexto argentino ha estado, históricamente, tan polarizado- dificultan esta tarea. Dicho de otra manera, la dinámica amigo-enemigo, tan característica de nuestra cultura política, no siempre deja ver otras posibilidades o pensar desde otras perspectivas cuestiones como la que nos convoca hoy aquí: ¿Es la ESMA un lugar para presentar un libro? Y que también se podría formular de esta otra manera: ¿Qué hacer con esos espacios que formaron parte de la maquinaria genocida de la última dictadura y de los que la ESMA es un ejemplo emblemático? Basta con adjetivar la propuesta de alguien como propia o ajena –del grupo o proveniente de los otros- para que se produzca una respuesta inmediata de aceptación o repudio.
Si bien es cierto que el pasado es siempre un espacio de lucha que se libra en el presente, no debemos desconocer que hay presentes mejor abonados para el diálogo que el presente político argentino, donde la crispación parece ser la norma. Yo vivo una parte del año lejos, a diez mil kilómetros de distancia y, creo, eso me permite ver ciertas cosas de otra manera. Con ello no pretendo insinuar que mi posición sea equidistante o que mis propuestas, por ello, sean mejores. De ninguna manera. Lo que sí creo que puedo decir es que son distintas y es esa diferencia la que quiero poner en valor hoy aquí. Pretendo compartir con ustedes otra mirada, la de la distancia –que distorsiona muchas cosas pero deja ver con nitidez el perfil de otras-, para a través de ella reflexionar, sin ninguna pretensión de cierre, sobre otros paisajes. Ya veremos si esta perspectiva, la que resulte de este cruce de ignorancias (las suyas y las mías), sirve para algo o no…


Tres argumentos para compartir

            Retomando la pregunta de la convocatoria, ¿Es la ESMA un espacio para presentar un libro?, adelantaba que mi respuesta iba a ser negativa. No creo que la ESMA sea un espacio apropiado para presentar un libro o para otras actividades culturales porque, en primer lugar, creo que un uso de estas características podría poner en riesgo, en el futuro, su existencia como lugar de memoria. A este primer argumento, que desarrollaré a continuación, lo llamaré pragmático. En segundo lugar, propongo un argumento simbólico, otra razón para preservar el lugar: la falta de historia, la falta de “verdad”. Mientras no podamos recrear las historias de lo que allí pasó, el espacio ESMA es la única materialidad en la que puede anclarse la memoria. Por último, un argumento ético: la perentoria necesidad de usar ese lugar para fines diversos, la “voracidad” de las distintas agrupaciones ligadas a los derechos humanos por “resignificar” ese espacio (“donde hubo muerte ponemos vida”) ¿no nos advierte de cierta deriva ética que deberíamos analizar y cuestionar al tiempo que se plantean los usos de la ESMA como espacio de memoria?
             Esto es, responder e intentar explicar el porqué la ESMA no es el lugar pertinente para presentar un libro traza algunos límites sobre sus posibles usos, advierte de algunos peligros. Pero, además abre otra pregunta, ¿Qué hacer entonces con la ESMA y con los lugares de memoria? Pregunta a la que yo no puedo contestar y a la que debería responder la comunidad como tal. No es una pregunta técnica que se la podamos dejar a los museólogos, historiadores y psicólogos (aunque todos ellos pueden aportar información sobre experiencias parecidas en otros ámbitos). Me parece que la naturaleza de lo que está en juego, la transmisión de las memorias traumáticas y la posibilidad de futuro, es de tal calibre para los que vienen detrás que la pregunta es un asunto ético y político que afecta a toda la comunidad y que, por tanto, toda la comunidad debe responder.


Un argumento pragmático: la banalización del espacio

            Si el predio y todos los edificios que hoy constituyen la ESMA, en ese afán resignificador del que hablan los actuales usuarios, sigue siendo usado para otros menesteres, para reunirse los distintos grupos de derechos humanos, para albergar exposiciones de arte (aún cuando esas exposiciones tengan como tema central el genocidio), colonias de vacaciones de la tercera edad… ¿Cuál será el futuro de estas instalaciones? ¿Qué pasará dentro de treinta años, cuando los actuales miembros de esos grupos ya no estén o tengan una edad que les dificulte hacer uso de las infraestructuras? ¿No llegará alguien desde altas instancias para decir que el predio tiene ya poco uso o que su uso ha decaído mucho o que hay otros sitios igualmente interesantes (en las afueras, en zonas menos cotizadas de la capital o de la provincia) para realizar esas actividades? Si en la pretensión resignificadora se empiezan a borrar los signos del documento que es y debe seguir siendo la ESMA llegará un momento en que parezca baladí su uso festivo o vital por parte de las distintas asociaciones de derechos humanos. Hay que blindar (no sólo legalmente, también a través de las prácticas que se van a alojar ahí) el futuro de este espacio que marca un antes y un después en la historia argentina. Asegurar su futuro mediante la sacralización del espacio, una sacralización cívica que garantice que ese lugar va a ser legado a las futuras generaciones como documento de la barbarie y como un documento de resistencia. Resignificar, ese verbo tan de moda en la discusión sobre espacios de memoria, no significa borrar sino reubicar el registro, en este caso la ESMA, en otro relato: que no siga operando como monumento a la barbarie (exaltando sus cualidades) pero cuidando su condición documental, para que podamos volver a ese espacio a buscar respuestas cada vez que surjan nuevas preguntas. La ESMA es, hoy por hoy, el documento de una época. Uno de los pocos documentos de que disponemos y es esa condición la que hay que cuidar y conservar.
En arqueología y en ecología se ha enfatizado la importancia del legado a las futuras generaciones. En las campañas arqueológicas siempre se deja un testigo sin excavar, sin tocar, un trozo de yacimiento intacto para los que vienen detrás. Los movimientos ambientalistas hacen mucho hincapié en la preservación de espacios protegidos con el mismo fin, servir de testigos de lo que fue nuestro planeta. Esta tendencia es un signo de confianza hacia los que nos siguen y un signo de humildad, de reconocimiento de nuestras propias limitaciones. No tenemos ningún derecho a alterar –dándole usos variados, aún cuando esos usos estén relacionados con los derechos humanos- un registro importantísimo y terrible de nuestra historia, de una historia traumática a la que le falta relato y que todavía tiene que ser contada.


 Un argumento simbólico: trauma, espacio y memoria

            Hace poco cayó en mis manos un artículo muy interesante sobre la idea de territorio entre los yanesha, uno de los pueblos originarios de la amazonía peruana. El trabajo de Fernando Santos-Granero, “Escribiendo la historia en el paisaje: espacio, mitología y ritual entre la gente yanesha”, describe la concepción del espacio de este grupo y cómo la privatización del mismo, la prohibición del libre acceso a los espacios sagrados de este pueblo, supone el cercenamiento de su historia, es decir, de su pasado, de su presente y de su futuro. Lo que cuenta y analiza Santos-Granero es más o menos válido para todas las culturas orales. Escuché cosas parecidas en el Chaco paraguayo, entre los lengua y a través de los trabajos en etnolingüística de mi buen amigo, Hannes Kalisch.
En las culturas orales la historia no está en los libros sino en el espacio, en el territorio, donde hay multitud de marcas que les permite a sus miembros reconocerse, identificarse, constituirse como sujetos. Mientras leía me preguntaba si algo parecido no nos pasa a nosotros, la gente del libro. Más aún, me preguntaba si no se podían encontrar parecidos o equivalencias, al menos, en los casos de historias traumáticas. Cuando no hay relatos que puedan dar sentido a lo acontecido de forma repentina y terrible, ¿no son las marcas en el espacio, las señales en el territorio las que nos permiten reconocer al menos esas historias no dichas o no dichas suficientemente? ¿No es la ESMA ese lugar que condensa lo no dicho, la esperanza de una cierta verdad?
Es cierto, nosotros tenemos historia escrita (no estoy muy segura de que esto sea mejor pero he de reconocer que es distinto), podemos ir a los libros a buscar relatos para componer una historia pero ¿qué pasa en los casos en los que no hay relatos -bien porque los que podrían contarlos no están o porque lo que se puede contar es tan terrible que no se puede decir de una vez y para siempre-? ¿No es la ESMA ese lugar al que regresar hoy, mañana y siempre para buscar ecos, resonancias que nos permitan continuar?


 Un argumento ético-político: la opción por la justicia

            La ESMA es un documento clave de la barbarie y también una huella insustituible de la resistencia. Es un topograma, un elemento dentro del paisaje al que le atribuimos el carácter de signo. La ESMA es parte de un sistema semiótico más amplio, de topografos que constituyen este tipo de escritura en el espacio: otros centros de detención, las baldosas, las plazas, los memoriales… la acompañan. Todos ellos imprescindibles para “(darle) palabras a la ferocidad de la historia” (Korinfeld, 2004: 105). Palabras que cada generación volverá a combinar hasta formar su propio relato. Por eso es importante conservar el espacio, por eso es necesario no banalizar su uso y resistir esa necesidad casi “maníaca” de llenar el lugar con todo tipo de actividades, festejos, eventos, festivales...tal vez, con la falsa creencia de que así se puede conjurar o borrar el horror que allí tuvo lugar o, puede, que con el secreto deseo de “apropiarse”- en una suerte de revancha- del espacio de los perpetradores. Pero con esta negación, con este impulso –vano- por subvertir las huellas del terror, por arramplar con el carácter documental del lugar ¿no se estará condenando a las víctimas –a los supervivientes y a los desaparecidos- a una segunda muerte simbólica, como dijera el poeta Juan Gelman? En ese slogan mil veces repetido y difundido, “donde hubo muerte ponemos vida” ¿no se desliza, sin querer, un voluntarismo que pretende romper el difícil equilibrio –entre las huellas del horror y de la esperanza, entre las marcas de la vida y de la muerte- que alberga y debe seguir albergando la ESMA? ¿Y si esa necesidad de actividad frenética fuera el deseo de tomar revancha, de “poseer” y reconvertir lo que antes era propiedad de los verdugos? Seguramente un gesto muy humano pero no por ello menos cuestionable. Los impulsos, humanos, de cada uno de nosotros no pueden deslizarse hacia las políticas que afectan a la comunidad. La sociedad argentina hizo una apuesta en favor de la justicia. Ese desafío se debe mantener también en los usos y destinos de un espacio como la ESMA. Creo que tenemos el deber de ser críticos no sólo con los otros, también con los otros que anidan en nosotros mismos.

Como les decía desde el comienzo no tengo la solución sobre qué hacer con la ESMA. Creo que nadie la tiene. Nos movemos en un terreno incierto. Yo sólo quise trazar algunas líneas, compartir algunos miedos, cruzar con ustedes algunas intuiciones, sabiendo que:

No son sólo memoria,
son vida abierta,
son camino que empieza
y que nos llama.
Dicen que ahora viven
en tu mirada.
Sostenlos con tus ojos,
con tus palabras;
sostenlos con tu vida
que no se pierdan,
que no se caigan.
Cantan conmigo,
conmigo cantan.


.Santos-Granero, Fernando (2006), “Escribiendo la historia en el paisaje: espacio, mitología y ritual entre la gente yanesha” en A. Surralles y P. García Hierro (eds.), Tierra adentro. Territorio indígena y percepción del entorno, IWGIA, Documento 39, Copenhague.

.Korinfeld, Daniel (2004), “Volver a contar. Memoria y transmisión” en G. Frigerio y G. Diker, La transmisión en las sociedades, las instituciones y los sujetos. Un concepto de la educación en acción, Madrid, Editorial CEP, págs. 97-108.

sábado, 22 de noviembre de 2014

Boletin AEDD NRO.1129: 1er Encuentro Nacional contra la Impunidad y la Represión

30 años de lucha -  1984-2014     
                         
Compañeros y compañeras:
                              
               Enviamos Gacetilla del 1er Encuentro Nacional contra la Impunidad y la Represión, donde figuran los fundamentos de la convocatoria,  el lugar donde funcionaremos ( ex sede de la Facultad de Cs. Sociales de la UBA Marcelo T de Alvear 2230-CABA) y el cronograma de las jornadas. Aquellos compañeros que tienen que trasladarse desde otras provincias, por favor comuniquénse con nuestra dirección de mail (enc.contraimpunidadyrepresion@gmail.com) para que la Comisión Organizadora pueda  asegurar  el alojamiento de todos los que lo necesiten. 

COMISIÓN ORGANIZADORA 1º ENCUENTRO CONTRA LA IMPUNIDAD Y LA REPRESIÓN
Convocatoria

1er Encuentro Nacional contra la Impunidad y la Represión


6 y 7 de diciembre de 2014  -  Marcelo T. de Alvear 2230-C.A.B.A

El movimiento de derechos humanos en nuestro país, con el apoyo y la participación de inmensos sectores de nuestro pueblo, ha luchado en las últimas décadas contra la impunidad de los genocidas  y por la vigencia de las libertades democráticas.

Hoy, una escalada represiva recorre el país sumando detenidos, heridos y ataques hacia los que  luchan resistiendo despidos y suspensiones, ajustes, tarifazos y contaminación o defendiendo la tierra para vivir y trabajar. Estos hechos son la expresión de una política, llevada adelante por el gobierno nacional y los gobiernos provinciales, que intenta paralizar la lucha popular.

Esta profundización de la represión viene precedida y sustentada en la criminalización de la pobreza y la juventud, la tercerización de la represión en patotas sostenidas desde el poder económico y político, la utilización de la “inseguridad” como excusa  para justificar los avances contra las libertades individuales y colectivas de los sectores populares, la militarización de los barrios humildes que se convierten en zonas liberadas para el narcotráfico, la existencia de presos políticos, la persistencia de la tortura en cárceles y comisarías, la continuidad en todas las fuerzas armadas y de seguridad de miles de milicos impunes desde la dictadura.

En los últimos años, los organismos y militantes de  derechos humanos, que mantenemos nuestra independencia del estado,  nos hemos agrupado en diferentes colectivos, en todo el país, para defender las libertades democráticas y contra la impunidad de ayer y de hoy.
Desde este inmenso movimiento, hemos denunciando el nombramiento del  genocida Milani por parte del gobierno nacional, la mano dura aplicada por el ministro de Seguridad Berni, la represión y criminalización que sufren en todo el país los trabajadores ocupados y desocupados que luchan en defensa de los  puestos de trabajo y contra el ajuste; los pueblos originarios y   los que luchan por tierra y vivienda; los que denuncian a la megaminería contaminante y la utilización de agrotóxicos. 

A partir de la anulación de las Leyes de Obediencia Debida y Punto Final, participamos activamente en los juicios para exigir cárcel a todos los genocidas por todos los compañeros y para conseguir su condena por el crimen que cometieron: genocidio.
Nuestra lucha es contra la impunidad de ayer y la de hoy y por eso exigimos justicia por la nueva desaparición de Jorge Julio López, por el asesinato de Silvia Suppo, por el asesinato de Luciano Arruga, por los más de 200 desaparecidos en democracia, por los asesinatos de luchadores populares y por los más de 4000 asesinados, en democracia, víctimas del gatillo fácil. Denunciamos y pedimos justicia por la masacre impune de la AMIA, por Cromañon, por Once, por todas las víctimas producidas por la corrupción estatal y la ambición empresarial.

En cada avanzada represiva ha sido con la efectiva y firme unidad, por encima de las diferencias,  como hemos logrado sostener la defensa de los derechos y libertades democráticas. 

Por todo esto nuestra convocatoria va dirigida a todos aquellos que luchan contra la impunidad de ayer y de  hoy, para intercambiar experiencias y elaborar una agenda en común que nos permita unificar y sumar voluntades en nuestra lucha.

Nos convocamos a encarar esta tarea para continuar la lucha por una sociedad solidaria y justa por la que dieron su vida los compañeros que siguen PRESENTES en la lucha, ahora y siempre.

 
•NO A LA REPRESIÓN
•NO A LA IMPUNIDAD DE AYER Y DE HOY.

30.000 compañeros detenidos desaparecidos Presente!!!

 
Asociación Ex Detenidos Desaparecidos (AEDD)
Asociación de Profesionales en Lucha (APEL)
Agrupación por el Esclarecimiento de la Masacre Impune de la AMIA (APEMIA)
Coordinadora Antirrepresiva por los Derechos del Pueblo (Cadep)
Centro de Abogados por los Derechos Humanos (CADHU)
Centro de Profesionales por los Derechos Humanos (Ceprodh)
Liberpueblo

 
Cronograma de las Jornadas
 
Sábado 6/12
13:30hs.  Acreditaciones.
 14:30hs.  Recepción, Bienvenida y Organización de las Comisiones.
 15:00hs.   Funcionamiento en Comisiones.

A partir de las 20hs Peña con Música en vivo

Domingo  7/12

 10hs.  Funcionamiento en Comisiones.
 13hs.   Almuerzo.
 14hs.  Funcionamiento y redacción de conclusiones  de las comisiones.
 17:30hs. Reunión plenaria dedicada a la lectura de Conclusiones y Programa definido por cada Comisión.

19hs.   ACTO de CIERRE de este 1er Encuentro Nacional de DDHH

lunes, 17 de noviembre de 2014

Boletín AEDD nro 1127: Alegatos Justicia Ya Juicio Vesubio - Jueves 20 - 12 hs

Asociación de Ex-Detenidos Desaparecidos  -  Buenos Aires, Argentina

      30 años de lucha
       1984-2014   
 

CONVOCAMOS  A ACOMPAÑARNOS  JUICIO VESUBIO - CONTINUAN  LOS ALEGATOS -  en la Sala Amia de Comodoro Py 2002.

10,00 hs. Alegato de la querella de la Secretaría de Derechos Humanos
12.00 hs. ALEGATO DE LA QUERELLA  JUSTICIAYA!

La querella de JusticiaYa que en este juicio  representa  a la Asociación de ex Detenidos Desaparecidos (AEDD), Asociación Anahí, Asociación Gremial Docente de la UBA (AGD-UBA), Comité para la Defensa de la Salud, la Ética y los Derechos Humanos (CODESEDH),Comité de Acción Jurídica (CAJ), Federación de Asociaciones Gallegas y Liga Argentina por los Derechos del Hombre  acusará por el delito de genocidio a los imputados en esta causa  Gustavo Adolfo Cacivio, Néstor Norberto Cendón, Federico Antonio Minicucci,Jorge Crespi y Faustino José Svencionis por 204 casos de compañeros detenidos desaparecidos que pasaron por el centro clandestino de detención y exterminio que se encontraba en Autopista Ricchieri y Camino de Cintura.

Nuestra querella  ha sido punta de lanza en la solicitud de revocatoria de las prisiones domiciliarias que gozan de los genocidas y fue acompañada por la  fiscalía en este planteo planteo. Si bien este pedido no tuvo la aprobación del Tribunal Oral Federal N° 4, sí conseguimos que el Tribunal hiciera lugar a nuestro planteo de ampliación de la acusación.

Al momento de ampliar la acusación contra los genocidas por 27 casos de homicidios y 11 casos de abusos sexuales.  Con respecto a los delitos sexuales hemos solicitado se condene por la  totalidad de los casos denunciados en el transcurso del juicio,  evitando caer en meros tecnicismos que implican la revictimización de las víctimas al tener que afrontar un nuevo juicio.

El TOF 4 hizo lugar a la totalidad de nuestros planteos y así estamos en condiciones de  acusar por múltiples homicidios, delitos sexuales, torturas, privación ilegítima de la libertad, subsumidos todos ellos en el delito de genocidio y  pedir la pena de prisión perpetua.

La cantidad de represores que se están juzgando revela la fragmentación de estos juicios y el silencio estatal que, a 38 años de democracia y a más de diez de anulación de las leyes de impunidad, sigue sin abrir los archivos de la dictadura y descargando sobre organismos de derechos humanos y las víctimas la responsabilidad de aportar las pruebas que permitan conseguir la condena de los genocidas.  La causa El Vesubio no encontrará aquí su final porque aún nos quedan genocidas que condenar, genocidas por descubrir, conocer los nombres de la  totalidad de los compañeros que estuvieron cautivos allí y su destino.

Reiteramos: La cita es este jueves 20 a las 10 horas en la Sala Amia de Comodoro Py 2002.
30000 compañeros detenidos desaparecidos ¡Presentes!
CONTACTOS DE PRENSA
Mariano Dellequadri  1532281131 CADEP Coordinadora Antirrepresiva por los Derechos del Pueblo.
Guillermo Lorusso 1551798041 AEDD. Asociación de Ex Detenidos Desaparecidos

Justicia YA!  Buenos Aires está integrado por

Asociación Anahí, Abogados Laboralistas de Izquierda (ALI), Asociación de Ex Detenidos-Desaparecidos; Asociación de Profesionales en Lucha (APEL); Asociación Gremial Docente de la UBA (AGD-UBA); Coordinadora Antirrepresiva por los Derechos del Pueblo (CADEP); Centro de Abogados por los Derechos Humanos (CADHU); Centro de Profesionales por los Derechos Humanos (CeProDH); Comité de Acción Jurídica (CAJ); Comité deDefensa de la Etica, la Salud y los Derechos Humanos (CODESEDH); Comisión de DDHH del Partido Comunista; Comisión por los DDHH de Trenque Lauquen; Coordinadora contra la Represión Policial e Institucional (CORREPI); H.I.J.O.S. Regional Oeste; Instituto de Relaciones Ecuménicas; Liberpueblo; Liga Argentina por los Derechos del Hombre (LADH); Movimiento Ecuménico por los Derechos Humanos (MEDH);Vecinos de San Cristóbal contra la Impunidad

martes, 11 de noviembre de 2014

Boletin AEDD NRO.:1126 : Juicio Vesubio Alegato de JUSTICIA YA

30 años de lucha   1984-2014     
                                                CONVOCAMOS  A ACOMPAÑARNOS
                                                                    JUICIO VESUBIO
                              Jueves 13 de Noviembre a las 10,00 horas en la Sala Amia de Comodoro Py 2002.

                                                  ALEGATO DE LA QUERELLA  JUSTICIAYA!

La querella de JusticiaYa que en este caso representa entre otros a Asociación Anahí, AGD-UBA  y Asociación de Ex Detenidos Desaparecidos, acusarà por el delito de genocidio a los imputados en esta causa  Gustavo Adolfo Cacivio, Néstor Norberto Cendón, Federico Antonio Minicucci y Faustino José Svencionis por 204 casos de compañeros detenidos desaparecidos que pasaron por el centro clandestino de detención y exterminio que se encontraba en Autopista Ricchieri y Camino de Cintura.

La querella que representamos, ha sido punta de lanza en la solicitud de revocatoria de las prisiones domiciliarias que gozan de los genocidas y llevó a la fiscalía a acompañar nuestro planteo. No obstante no tuvo acogida por el Tribunal Oral Federal N° 4, ha sido una novedad en la actitud del Ministerio Público Fiscal.

Al momento de ampliar la acusación contra los genocidas por los homicidios, entre ellos el de Julio Diego Guagnini, hijo de nuestra compañera Catalina Guagnini, y por delitos sexuales, nuestra querella fue más allá que la misma fiscalía, la querella del Cels y la de la Secretaría de Derechos humanos, exigiendo al tribunal que acepte la ampliación por 27 casos de homicidios y 11 casos de abusos sexuales.  La posición que sostenemos, respecto de los delitos sexuales no había sido compartida por querellas y la fiscalía y en soledad, hemos solicitado por la totalidad de los casos evitando caer en meros tecnicismo de no tratarse de un hecho “nuevo” deja fuera de la persecución penal y promueve a la revictimización en un nuevo juicio, lo que es un nuevo ataque a las compañeras víctimas de la maquinaria genocida

El TOC 4 hizo lugar a la totalidad de nuestros planteos lo que permite acusar por múltiples homicidios, delitos sexuales, torturas, privación ilegítima de la libertad, subsumidos ellos en el delito de genocidio y  pedir la pena de prisión perpetua.

La cantidad de represores que se están juzgando revelan la fragmentación de los juicios y el silencio estatal que a 38 años de democracia, y aún derrotando las leyes de impunidad sigue sin abrir los archivos de la dictadura y valiéndose de los organismos de derechos humanos y víctimas para aportar la prueba que pueda conseguir la condena de los genocidas.  El primer juicio y el que estamos concluyendo por el CCD El Vesubio no encontrará aquí su final porque aún nos quedan genocidas que condenar, genocidas por descubrir y conocer finalmente la totalidad de nombres de compañeros que estuvieron cautivos allí.

La cita es este jueves 13 a las 10 horas en la Sala Amia de Comodoro Py 2002.

                                  30000 compañeros detenidos desaparecidos ¡Presentes!


CONTACTOS DE PRENSA
 
Mariano Dellequadri  1532281131 CADEP Coordinadora Antirrepresiva por los Derechos del Pueblo.
Guillermo Lorusso 1551798041 AEDD. Asociacion de Ex Detenidos Desaparecidos

Justicia YA!  Buenos Aires está integrado por
Asociación Anahí, Abogados Laboralistas de Izquierda (ALI), Asociación de Ex Detenidos-Desaparecidos; Asociación de Profesionales en Lucha (APEL); Asociación Gremial Docente de la UBA (AGD-UBA); Coordinadora Antirrepresiva por los Derechos del Pueblo (CADEP); Centro de Abogados por los Derechos Humanos (CADHU); Centro de Profesionales por los Derechos Humanos (CeProDH); Comité de Acción Jurídica (CAJ); Comité deDefensa de la Etica, la Salud y los Derechos Humanos (CODESEDH); Comisión de DDHH del Partido Comunista; Comisión por los DDHH de Trenque Lauquen; Coordinadora contra la Represión Policial e Institucional (CORREPI); H.I.J.O.S. Regional Oeste; Instituto de Relaciones Ecuménicas; Liberpueblo; Liga Argentina por los Derechos del Hombre (LADH); Movimiento Ecuménico por los Derechos Humanos (MEDH);Vecinos de San Cristóbal contra la Impunidad

Boletín AEDD nro 1125: A 36 años del secuestro y desaparición de 4 inolvidables trenquelauquenses

Asociación de ex Detenidos Desaparecidos
Buenos Aires, Argentina                                

1978 -10 de noviembre-2014  -  36 años

Hoy se cumplen 36 años del secuestro y desaparición de los trenquelauquenses  RICARDO-Riki- FRANK, YOYI MARTINEZ, TITIN MIRABELLI y su novia DINA NARDONE. Compañeros, hermanos, amigos.

Inolvidables

Pasan los días, pasan los años y la ausencia es cada vez más presencia.

Presencia que compartimos cuando los recordamos en cada acto, marcha  y homenaje al que empeñadamente asistimos. Porque cada vez que los honramos con el corazón apretado, ellos ESTAN.

No pudieron desaparecerlos. Los genocidas borraron todas las huellas de su crimen y apostaron a que el paso del tiempo haría desaparecer, junto con sus cuerpos, su recuerdo. Y sin embargo  guardamos en la memoria de cada día su imagen joven, sus sonrisas pícaras y militantes que nos interpelan y nos dicen: ¡SIGAN EN LA LUCHA, PIDAN POR NOSOTROS, NO BAJEN LOS BRAZOS, USTEDES PUEDEN!.

Y así los honran y recuerdan dos de sus amigos:

“…Ellos desaparecieron, los seguiremos buscando, seguiremos reclamando justicia, seguiremos pugnando por la verdad a fuerza de coraje y amor, derramando dolor por el mundo de los indiferentes y alegría por el de quienes nos acompañan siempre…” GUSTAVO BARDON

“…Los nombres de Riqui Frank, Yoyi Martínez y Titín Mirabelli, son nombres que suenan a un Trenque Lauquen de novias y colegio, de iniciación feliz, de amores absolutos. Un Trenque Lauquen de carnaval, días de la primavera, rabonas, quince años, Makarius y vuelta del perro. Canciones, poemas y todo era posible…” JAVIER GORTARI.

Grabada en mi memoria pasean  mil anécdotas, de niños, de adolescentes y aún un poco más… no demasiado, porque en plena juventud sus desaparecedores nos privaron de por vida caminar creciendo junto a ellos, con ilusiones, proyectos, con esperanzas de un mundo mejor y con justicia social.

Nuestra lucha sigue: reclamando la apertura de los archivos de la dictadura, participando y testimoniando  en los juicios, donde se destaca el valiente rol de los sobrevivientes comprometidos con sus compañeros detenidos desaparecidos.

Una vez más se escucharon una y otra vez sus nombres durante el juicio ESMA II  que comenzó el 28 de noviembre de 2012, en los tribunales de Comodoro Py, cuyos alegatos y sentencia se esperan para principios del próximo año. Allí están siendo juzgados   69 genocidas  pertenecientes a las FFAA de los cuales  dos son civiles: Gonzalo Dalmacio Torres de Tolosa (abogado),  y Juan Alemann quien fuera  Secretario de Hacienda del genocida Ministro de Economía durante la dictadura cívico militar, José Alfredo Martínez de Hoz.   También  por primera vez, en este juicio oral, serán juzgados algunos de los responsables de  los vuelos de la muerte, quienes fueron el último eslabón de la maquinaria criminal.

Como todos los años, este día es un DIA de recuerdo, de compromiso, de reafirmar el espíritu de lucha para seguir exigiendo CONDENAS por GENOCIDIO, CARCEL COMUN Y EFECTIVA por ellos y por todos los compañeros.

RICARDO, YOYI, TITIN Y DINA

HASTA LA VICTORIA!!!

Lidia Frank -Hermana de Ricardo Alberto Frank-

Nota escrita para el diario La Opinión de Trenque Lauquen

domingo, 2 de noviembre de 2014

Boletín AEDD nro 1124 : Carta familiares Hernán Abriata al Embajador de Francia

Asociación de Ex-Detenidos Desaparecidos
Buenos Aires, Argentina

FAVOR DIFUNDIR!
  30 años de lucha
1984-2014       
Buenos Aires, 03 de Noviembre de 2014

    Sr. Embajador de la República de Francia

    Jean-Michel Casa
    De nuestra consideración:

    Si en la Argentina , a partir del año 1976 no se hubiera perpetrado un genocidio, nosotros, familiares de Hernán Abriata, no estaríamos escribiendo esta carta.

    Ustedes conocen pormenorizadamente los hechos que los genocidas depararon, no sólo por las dos religiosas francesas asesinadas por Alfredo Astiz en la ESMA , campo clandestino de detención, dónde también estuvo secuestrado nuestro Hernán; sino porque Francia fue también tierra de asilo y acogida a cientos de exiliados y refugiados que pudieron escapar del plan de muerte y horror con que nos desgarraron para siempre, para siempre.

    El próximo martes 4 de noviembre la Corte Constitucional de Francia tratará el recurso de apelación presentado por el represor Mario Alfredo Sandoval.

     Recordamos que en dos instancias previas, las Cámaras de Instrucción de Paris y  de Casación  han concedido la extradición solicitada por el Juez argentino Sergio Torres a comienzos del año 2012. El acusado esgrime su cuestionable nacionalidad francesa obtenida en 1995, muchos años después de los hechos que venimos denunciando. Dicha argumentación ha sido rechazada en instancias previas. Entendemos que dicha actitud es una maniobra dilatoria en la que se pretende la complicidad de los mas altos órganos judiciales de la República de Francia, con la finalidad de evitar su extradición a nuestro país, donde debería responder por sus aberrantes crímenes y decirnos donde está nuestro hijo, nuestro hermano, nuestro esposo: Hernán Abriata, un estudiante de arquitectura, un muchacho que unía sus energías en la lucha contra la injusticia, lucha que tiene tantas marcas, tantos escenarios, tantos tiempos, y que Francia tanto ha contribuido y alentado a que ello ocurriera.

    Probablemente pensarán que todo cuanto podamos decir de nuestro Hernán, está teñido de subjetividad, porque era y sigue siendo parte de nuestra vida. Hay otros miles de muchachos que coincidieron en el cautiverio con Hernán en la ESMA y que continúan desaparecidos.

    Acá estamos señor Embajador de la República de Francia, señor presidente de Francia, pidiéndoles, que permitan que haya justicia, esa misma de la que hablamos anteriormente, determinando que el asesino de Hernán, el ex oficial Sandoval, que se esconde en oscuras y tortuosas actividades, sea extraditado a Argentina, donde es reclamado, donde tendrá un juicio con todas las garantías judiciales de un sistema constitucional que ha costado tantas vidas.

                Adjuntamos copia de la Carta presentada el año pasado al Sr. Juez Presidente de la Cámara de Instrucción: Jean – Claude Bartholin y al Sr. Procurador: Jean- Claude Lecompte donde importantes personalidades y organismos de derechos humanos manifiestan su apoyo a esta justa causa.

    Desde hace 38 años, venimos exigiendo juicio y castigo a todos los criminales que nos arrebataron la vida de 30.000 personas, entre ellas Hernán. Sólo la justicia puede colaborar en la reparación. La memoria familiar y la memoria colectiva, apelan a este elemental acto de justicia: que un asesino sea juzgado y condenado por el crimen cometido.

    El 30 de octubre se ha cumplido un nuevo aniversario del día del secuestro de nuestro Hernán. Ustedes señores, deben tomar la decisión de extraditar al genocida Sandoval para que sea juzgado; tal vez sea entonces, y la fecha de su desaparición comience a tener una entonación de mínimo alivio y resarcimiento.

    Firmas de los familiares:

    Beatriz Rosa Cantarini de Abriata; Liliana Abriata; Laura Abriata; Juliana Abriata; Mónica Dittmar de Abriata; Claudia Dittmar; Mario Julián Cantarini; Sergio Vidra y sobrinos.

    * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * *

    Carta del año anterior con adhesiones y texto en ambos idiomas.

    Buenos Aires, 28 de octubre 2013

    Sr. Juez Presidente de la Cámara de Instrucción:

    Jean – Claude Bartholin

    Sr. Procurador:

    Jean- Claude Lecompte

    De nuestra consideración:

    Si en la Argentina a parir del año 1976 no se hubiera perpetrado el genocidio, nosotros, familiares de Hernán Abriata, no estaríamos escribiendo esta carta.

    Ustedes conocen pormenorizadamente los hechos que los genocidas depararon, no sólo por las dos religiosas francesas asesinadas por Alfredo Astiz en la ESMA , campo clandestino de detención, dónde también estuvo secuestrado nuestro Hernán; sino porque Francia fue también tierra de asilo y acogida a cientos de exiliados y refugiados que pudieron escapar del plan de muerte y horror con que nos desgarraron para siempre, para siempre.

    Es por ello que venimos con el rostro de nuestro hijo, nuestro hermano, nuestro esposo: Hernán Abriata, un estudiante de arquitectura, un muchacho que unía sus energías en la lucha contra la injusticia, lucha que tiene tantas marcas, tantos escenarios, tantos tiempos, y que Francia tanto ha contribuido. 

    Probablemente pensarán que todo cuanto podamos decir de nuestro Hernán,  está teñido de subjetividad, porque era y sigue siendo parte de nuestra vida. Hay otros muchachos que coincidieron en el cautiverio con Hernán en la ESMA , que no han dejado en todos estos años de tributarle gratitud y reconocimiento. Por la actitud solidaria permanente con todos los prisioneros, con los ánimos que infundía en esperanza, a pesar de estar maniatado, encapuchado, torturado.

    Reparen ustedes señores jueces, que tres de aquellos chicos secuestrados, sobrevivientes que prestaron y dan su testimonio en todos los juicios que se llevan a cabo sobre la ESMA , cuando tuvieron hijos varones, los tres les pusieron de nombre Hernán, en homenaje a nuestro Hernán. Esta actitud evidencia la idea de lo que era y lo que valía nuestro Hernán.

    Acá estamos señores jueces de Francia, señor presidente de Francia, pidiéndoles, que permitan que haya justicia, esa misma de la que hablamos anteriormente,  determinando que el asesino de Hernán, el ex oficial Sandoval, que se esconde en oscuras y tortuosas actividades, sea extraditado a Argentina, donde es reclamado, donde tendrá un juicio con todas las garantías judiciales.

    Desde hace 37 años, venimos exigiendo juicio y castigo a todos los criminales que nos arrebataron la vida de 30.000 personas, entre ellas Hernán.  Sólo la justicia puede colaborar en la reparación. La memoria familiar y la memoria colectiva, apelan a este elemental acto de justicia: que un asesino sea juzgado y condenado por el crimen cometido.

    El 30 de octubre, justo el día en que ustedes se expedirán sobre la extradición de Sandoval, se da la paradoja que es un nuevo aniversario del día del secuestro de nuestro Hernán. Tal vez sea entonces, y a partir de la decisión de ustedes que dicha fecha comience a tener una entonación de mínimo alivio y resarcimiento.

    Firmas de los familiares:

    Beatriz Rosa Cantarini de Abriata; Liliana Abriata; Laura Abriata; Juliana Abriata; Mònica Dittmar de Abriata; Claudia Dittmar; Mario Julián Cantarini; Sergio Vidra y sobrinos.

    Buenos Aires, 28 de octubre 2013

    M. le Juge Président de la Chambre d'Instruction :

    Jean - Claude Bartholin

    M. un Procureur :

    Jean - Claude Lecompte

    Nous soussignés désirons porter à votre haute considération les faits suivants:

     Sans le génocide perpétré en Argentine à partir de 1976, nous les les parents et la famille de Hernán Abriata,  n'aurions pas eu à écrire  cette lettre.

    Vous savez  ce que ce génocide a déclenché non seulement parce que deux religieuses françaises ont été assassinées par Alfred Astiz à l'ESMA, cette prison clandestine , où  notre Hernán a lui aussi été  séquestré; mais parce que la France a toujours été une  terre d'asile et a accueilli des  centaines d'exilés et de réfugiés qui ont pu échapper ainsi à ce  plan de mort et d'horreur qui nous a déchirés pour toujours, pour toujours.

    C'est pour cela  que nous venons vers vous avec avec le visage de notre fils, de notre frère, de notre époux : Hernán Abriata, un étudiant en architecture, un garçon qui s'est investi avec toute son énergie  dans la lutte contre l'injustice, cette lutte qui a tant de visages , tant de de scénarios ,durant tellement de  temps, et à laquelle   la France a tellement contribué.

     On peut penser que tout ce que nous disons de notre Hernán  est teinté  de subjectivité, parce qu'il était et continue d'être la flamme de notre vie. Mais d'autres garçons qui ont rencontré  Hernán pendant leur captivité à l'ESMA ont témoigné et témoignent toujours depuis toutes ces années de leur gratitude et de leur  reconnaissance pour son  attitude et sa solidarité permanente avec tous les prisonniers, pour l'espérance qu'il inspirait bien que menotté, encapuchonné, torturé.

    Nous attirons votre attention sur le fait que que trois de ces garçons séquestrés, survivants ont témoigné et que l'on trouve ces témoignages  dans tous les jugements qui ont été rendus sur l'ESMA, Tous trois quand ils sont devenus des hommes et ont  eu des enfants, les ont appelés Hernán, en  hommage à notre Hernán. Cela peut donner une idée  de qui était  notre Hernán et de ce qu"il représentait.

    Messieurs les juges, monsieur le Président de la République française,  nous vous demandons instamment  de permettre qu'il y ait une justice en décidant  que l'assassin de Hernán, de l'ex-employé Sandoval, qui se cache au sein  d'activités tortueuses et obscures, soit  extradé en Argentine, où il est réclamé par la justice et où il sera jugé avec toutes les garanties judiciaires.

    Depuis 37 ans, nous exigeons un jugement et la juste punition de  tous les criminels qui  ont enlevé la vie de 30.000 personnes, et parmi elles Hernán. Seule la justice peut permettre la réparation. La mémoire familiale et la mémoire collective ont besoin de cet acte élémentaire de justice : qu'un assassin soit jugé et condamné pour les crimes qu'il a commis.

    Le 30 octobre, jour où vous serez amenés à vous prononcer  sur l'extradition de Sandoval, est aussi  le jour anniversaire de la séquestration de notre Hernán Peut-être alors selon  la décision que vous allez prendre,  cette date pourrait devenir  pour nous celle d'un début de soulagement de nos souffrances.

     Signatures de la mère, les soeurs, et  l’épouse:

    Beatriz Rosa Cantarini de Abriata; Liliana Abriata; Laura Abriata; Juliana Abriata; Mònica Dittmar d'Abriata; Claudia Dittmar; Mario Julián Cantarini; Sergio Vidra y sobrinos.

    ADHIEREN

    Adolfo Pérez Esquivel, Premio Nobel de la Paz  (SERPAJ)

    Nora Cortiñas,  Madre de Plaza de Mayo Línea Fundadora

    Elia Espen,  Madre de Plaza de Mayo Línea Fundadora

    Pepa Noia,  Madre de Plaza de Mayo Línea Fundadora

    Mirta Acuña de Baravalle, Madre de Plaza de Mayo Línea Fundadora

    María del Rosario de Cerruti, Madre de Plaza de Mayo Línea Fundadora

    Marie-Noëlle Erize Tisse;

    Carlos Slepoy;

    Victor Melchor Basterra, DNI. Nº 4449308;

    Blanca Firpo;

    Asociación de Ex Detenidos-Desaparecidos (AEDD)

    Comité de Acción Jurídica (CAJ)

    Liga Argentina por los Derechos del Hombre (LADH)

    Herm@nos por la Verdad y Justicia

    Secretaría de Derechos Humanos CTA Nacional

    Secretaría de Derechos Humanos de la FUBA.

    EATIP

    APEL

    CADEP

    CADHU

    Ceprodh

    Colectivo Argentino por la Memoria -Francia

    Alicia Bonet-Krueger (Francia)

    Gabriel Périès (Francia)

    Vecinos de San Cristóbal Contra la Impunidad.

    Colectivo Memoria Militante

    Encuentro por la Memoria , Verdad y Justicia (Berazategui)

    Hugo Blasco Secretario Derechos Humanos-  CTA Nacional;

    Margarita Noia, Secretaria de Derechos Humanos de CTA Capital;

    Área de Derechos Humanos de ATE Capital;

    Pablo Micheli (Sec.Gral.CTA)

    Carlos Chile, Secretario General de CTA Capital;

    Víctor De Gennaro (Diputado Nacional)

    Jorge Cardelli (Diputado Nacional)

    Graciela Iturraspe (Diputada Nacional)

    Pablo Piatigorsky

    Guillermo López CTERA

    Aurora Tumanischwili CTERA

    Ricardo Peidro (Sec.Adj. CTA)

    Ramona Pucheta

    José Luis Matassa (ATE)

    Fabio Basteiro (Legislador de la Ciudad )

    Víctor Mendibil (Federación Judicial Argentina)

    José Zas (Sindicato CePETel)

    Carlos Custer (ex-embajador)

    Daniel Jorajuría (Sec.Gremial CTA)

    Nicolás Masi (CTA)

    José Roberto Pulleiro (CTA)

    Adolfo Aguirre (Sec.Rel. Intern.CTA)

    Sergio Dassola (CTA)

    Alvaro Orsatti (CSA San Pablo)

    Maria Carla Rodriguez (Movimiento de Ocupantes e Inquilinos)

    Carmen Robledo

    Darío Perillo (SUTEBA)

    La Mella - Marea Popular;

    Barricada TV Canal 5 de Almagro;

    Casapueblos (Madrid)

    Campaña internacional de apoyo a juicios a genocidas en Argentina (España)

    Izquierda Anticapitalista  (España)

    Sindicato Solidaridad Obrera (España)

    República Bolivariana de Venezuela:

    Vivas, Julio; Vázquez, Luis Eduardo; Nadesda Lucet;  Leo Manzo, Jose; Siso Carlos; Guillen Alfredo; Ramos Alonso Ojeda; Daniel Sánchez; Franklin Armas; Juan Carlos Santander; Napoleón Leonscarlet; Eva Pérez de Suárez; Engelbert A Alvarado; Ney Prieto

    D. Michael Löwy (Director de investigación emérito del CNRS (Centre National pour la Recherche Scientifique) y profesor de la EHESS (École des Hautes Études en Sciences Sociales) de París.)

    Dña Estella Acosta Pérez, DNI 51387354H (jubilada);

    Dña Andrea Benites-Dumont, DNI 5415445 A (periodista);

    D. Jaime Pastor Verdú, DNI 19504561D (profesor titular de Ciencias Políticas de la UNED );

    D. Carlos Berzosa Alonso Martínez, DNI 1349507A (ex Rector de la Universidad Complutense de Madrid y Catedrático de Economía Aplicada de la Universidad Complutense de Madrid);

    Da. Hebe Bonilla Rodríguez (investigadora), DNI;50769026e;

    D. Ángel Cappa, DNI 2833170 (DT de fútbol);

    D. Adrián Marcelo Cardozo, DNI 45595666Y (psicólogo);

    D. Nicolás Cardozo Basteiro (operador de cámara) DNI: 75716969ª;

    D. Francisco José Casado García, DNI 50158047S (Jubilado);

    D. Franco Héctor José Catalani, DNI 21429622 (abogado);

    Dña Diana Cordero Bruno, DNI 29556061 A (periodista);

    D. Martín Cuneo, DNI 50514090L (periodista);

    D. Arnold Etchebehere Varando, DNI 50814961 A (médico);

    D. Manuel Fernández Suárez, DNI 10597682 H (conductor de metro);

    D. Andrés Figueroa Cornejo, DNI 94924034 (periodista);

    D. José Luis Galán Martín (abogado) , DNI: 1389777W;

    D. Rafael García, DNI 110341836B (periodista);

    D. Esteban Gollera Aragón, DNI 2500319P (funcionario);

    D. Luis González Reyes, DNI 2903075-S;

    D. Pablo Iglesias Turrión, DNI 72881847E (profesor);

    D. Mariano Junco González, DNI 27258167Q (Educador Social);

    Dña Pilar Ladra Sierra, DNI 0161872E (jubilada);

    D. Andrés López Salinas, DNI 9010V (escritor);

    D. José Manuel Martín Medem, DNI 51054227 T (periodista);

    Dña Elena Martin Rodriguez, DNI 02227307 X;

    D. Antonio Arcadiano Martínez, DNI 5290689L (peón);

    D. Javier Enrique Montero Arango, DNI 50052253 K;

    D. Jesús Martínez Jiménez, DNI 07212484Y (teleoperador);

    D. Manuel Monereo Pérez, DNI 28008287;

    D. Roberto Montoya, DNI (periodista);

    D. Oscar Moyano Bazzani, DNI 00818715F (médico);

    D. Diego Navarro (editor), DNI 1240988T;

    D. Raúl Pascual Prieto, DNI 50444866R (cocinero);

    D. Daniel Alberto Pereyra Pérez (escritor), DNI: 05406637G;

    Dña María del Carmen Pérez Sobrado, DNI 28727638V (delineante);

    D. Fernando Jesús Plaza del Pino, DNI 27530232Z (enfermero);

    D. Raimon Pujol Veciana, DNI 39645592D (arquitecto);

    Dña Dolores Ramirez Sánchez, DNI 51642377 V;

    D. Fernando Rocha Sánchez, DNI 42915296X (sociólogo);

    Dña Mar Rodríguez Gimena, DNI 07231414F (médica););

    D. Fernando Sánchez (Marcos Ana), DNI 02169184F (escritor;

    D. Jaime Sánchez Baraja, DNI 51385815L (pastor),

    Dña Natalia Slepoy Benites (antropóloga) DNI 50101781F ;

    Dña Paula Slepoy Benites,(arqueóloga) DNI 50203084H. );

    D. Carlos Taibo Arias, DNI 50282930; Javier Gastón Cadstillo; Leslie Millaqueo; María Laura Durán; Ma. Elisa Díaz; Víctor Manuel Fuentes Viaño; Silvina Graciela Guevara; Graciela Draguicevich. DNI: 10529668; D.H. César Costas, DNI 14170740; Mariana Eva Jáuregui, DNI 20536628; D. Pedro Daniel Maidana, DNI: 12818117; Angela Sabatella, DNI  12638744; Delia Fernández; Estela Teitelbaum; Edmundo Isaias Saade, DNI 13. 589. 927; Claudia Abraham, DNI 16.674.107; Patricio Adrian Daumes DNI 26393724; Oscar Pastore; Miguel Sánchez Viera; Edmundo Isaias Saade, DNI 13. 589. 927; Claudia Abraham, DNI 16.674.107; Patricio Adrian Daumes, DNI 26393724; Diana Gallardo, DNI 11.265.613; Maria Barca Pardo 50550362L; Paul Marcelo Melendi, DNI 16.019.603; Marcia Rodríguez Otegui, DNI 92098464; Monica P Britos, DNI 14103391; Mirta Alicia Bentz DNI 14062610; Fabian Valladares Malecki; Luis Alberto Pelaez; Ives Lucia Corneli; Marlene Ávila Cancino; Silvia Massone; Roberto Calamita; Stefania Maria Campana; Santiago Santini; Emy Suarez Soñan; Sponshi Kokun; Ximena Cadiz; María Cristina Guerra; Sabrina Osowski; Juan Carlos Flores Sánchez; Maria Elisa Díaz; Ana María Medina Funes; Julia Araya Rozas; Marcelo Moreno, DNI 11.802467; Sara Agüero, DNI 4751 693; Mirta Alicia Bentz, DNI 14062610; Fabián Valladares Malecki; Fermín Martínez; Oscar Pastores; Alicia Susana Gómez; Miguel Ángel Sánchez Viera; Nancy Sevillano; Gil Sepulveda, Gladis, DNI N° 10044677; Rubén Castro; Rodolfo Arce; Emy Suarez Soñan; Maria Elisa Diaz; Julia Araya Rozas; Juan Carlos Flores Sanchez; Luis Alberto Pelaez; Oscar Pastore;  Agustina Marasol; Mirko Jozic Droguett Muñoz;

    Cesira Luceti (medica); Liliana Furlong (socióloga); Clara Luz Gils; Arq. Néstor Raffo; Maria Elena Camba (medica); Noemí Santamaría (bióloga); Mario A. Masquef; Arq. Eduardo Luís Mormandi; Arq. Juan Pfeifer; Arq. Diego Machin; Arq. Alejandro Bokser; Fernando Rivarola; Eduardo Gurucharri (escritor); Olga Morales (fotógrafa); Diana Leonor Knecher; Natalio Víctor Liberman; Silvia Zelikson; Frida Rochocz; Claudia Elena Bruschi; Susana García Cuerva; Horacio Luis Crespo; Ana María Peña; Rita Maria Bruschi; María Julia Crespo; Livia Susana Crespo; Carlos José Crespo; Ana Clara Crespo; Viviana Soria; Elsa Virginia Cantarini Cuello; Marina Soria; Mora Fernández Jurado; Catalina Fernández Jurado; Marina Fernández Jurado; Cinthia Mandelbaum; Daniel Mandelbaum; Maria Victoria Vegezzi; Claudio Omar Pollan; Carol Diamondstein; Franck Long (Francia); Graciela Menini; Luis Juan F. Castellanelli; Jorge Antonio Díaz; Celina Demarchi; Norma M. Srael; Nadia Strier.

    Siguen las Firmas