miércoles, 2 de enero de 2013

Boletin AEDD NRO. 940

Basta de acciones que agravian  la memoria de nuestro pueblo en el Centro Clandestino de Detención ESMA
  
    Mientras se está desarrollando el mayor juicio de la historia por crímenes de genocidio, como es el juicio contra 68 genocidas de la ESMA, intrépidos y obsecuentes funcionarios se atreven a ofender la memoria de nuestros compañeros, realizando un asado de fin de año, en lo que fue uno de los mayores centros de exterminio que utilizó la dictadura genocida para perpetrar la desaparición de 5000 compañeros.

    Por la memoria de los 30 mil compañeros detenidos-desaparecidos, por lo que representan en la historia de nuestro pueblo , por sus luchas, porque fue una generación que intento cambiar esta Argentina, por sus familiares  y por nosotros como sobrevivientes que seguimos resistiendo, no podemos dejar pasar por alto semejante ofensa y semejante desprecio a lo que fue la lucha de todos estos años por producir una marca memoriosa, como fue expulsar a los marinos de ese lugar e intentar transformarlo en un espacio para la memoria

    Es de público conocimiento la postura de la Asociación de Ex Detenidos Desaparecidos respecto a los sitios de memoria. Consideramos que los mismos deben ser el reflejo de lo que allí sucedió; no es posible reemplazar lo ocurrido en esos lugares por banalidades de ningún tipo, mucho menos asados, brindis,  o anuncios gubernamentales.

    Ya hace más de cinco años advertimos que las propuestas sobre el destino del predio implementadas llevarían a desvirtuar el sentido del Centro Clandestino de Detención  ESMA como espacio de memoria y de interpelación, y se vaciaría de contenido uno de los lugares donde se planificó y puso en marcha el genocidio.

    Los carnavales, murgas, recitales musicales, carreras de bicicletas, maratones, clases de cocina y ahora un asado nos dan la razón.

    Nuestra lucha ha sido por la memoria, la verdad y la justicia. Por eso es que somos parte querellante en el Juicio contra los represores de la  ESMA; para reclamar justicia por todos los crímenes  sucedidos en  ese centro clandestino de detención y exterminio. Las cremaciones, "asados" en la jerga interna de ese centro de exterminio, que realizaban los genocidas, con los cuerpos de los compañeros, fueron parte de esa criminalidad genocida. Todos estos hechos fueron denunciados por los sobrevivientes en el juicio, que luego de dos años, finalizara el año pasado, y se reiterarán en el que se está llevando a cabo.

    Por eso nos ofende una acción tan canallesca como esta, la de realizar un asado y un  brindis donde hubo tanto dolor.

    Estos lugares son el símbolo físico de los sitios donde se perpetró el exterminio de cuerpos y se diseminó  terror hacia toda la sociedad, es la simbología con la que contamos para señalar dónde quedaron nuestros compañeros detenidos - desaparecidos.

    Aun no encontramos las palabras justas con la que deseamos expresar nuestro repudio a estos funcionarios, que dejan de lado esa historicidad para hacer en el presente sus festejos políticos partidarios.

    Entendemos que tan grande afrenta de parte del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos y de la Secretaria de Derechos Humanos de la Nación debe ser respondida con la inmediata renuncia de los máximos responsables de dichas carteras al igual que quienes tienen responsabilidad en el manejo y control del actual "Espacio para la Memoria Esma".

    30000 COMPAÑEROS DETENIDOS DESAPARECIDOS PRESENTES 
***********************************************************************************************************************************************************************************************
    
    ASADO EN LA ESMA
    
    Cuando algun compañero/a llegaba muerto a la Esma, cuando fallecía producto de las terribles torturas, incluso cuando se producía una muerte natural en los casos de personas mayores, no podían los genocidas esperar al dia miercoles que era el dia de los traslados donde se arrojaban a los desaparecidos con vida al mar.
    La solución que encontraron los asesinos fué CREMAR los cuerpos de esos compañeros y compañeras que no habían llegado con vida al miercoles.
    Esa atrocidad la llamaban estos hijos de mala madre, en la jerga interna, "LOS ASADOS".
    Consistía en colocar el/los cuerpos sobre una parrilla a la que debajo le colocaban ramas y gomas de autos para mayor combustión.
    Cuentan los vecinos de la zona que el olor a carne y goma quemada se sentía a varias cuadras de distancia.
    Me enteré que en dia de ayer, en la Esma, se hizo un ASADO para despedir el año. No sé quien lo organizó, no sé cuantas personas fueron, no sé tampoco quien permitió semejante cosa.
    Lo que sí se es qué quiere decir un ASADO en la Esma.
    Les deseo a los que participaron del festejo que lleven durante el próximo año y por el resto de sus vidas el olor de la grasa de los chorizos que caían sobre las brasas que se comieron ayer en la Esma.

    Carlos Greggorio Lordkipanidse
    Sobreviviente de la Esma

No hay comentarios: