jueves, 25 de febrero de 2010

Boletin AEDD 640 . Repudio desalojo Cto. Cultural de Almagro


REPUDIO A LA PERSECUCIÓN JUDICIAL - DESALOJO CENTRO CULTURAL ALMAGRO

Los organismos de derechos humanos y organizaciones abajo firmantes nos pronunciamos sobre el violento desalojo del Centro Cultural Almagro (Medrano 473) realizado el miércoles 12 de agosto de 2009.

Expresamos a través de la presente nuestro más enérgico repudio al mencionado desalojo y a la persecución judicial que se ha desatado contra Roberto Alfredo Gómez, Guadalupe Tello, Tali Micultzi, Martín Rodolfo Ruiz, Juan Martín Carpenco,  Federico Matías Bertalot, Juan Martín Mingo, Sebastián Ivan Maidana Grossi, Leonardo José Embom, Juan José Mansilla, Juan Manuel Cernadas, Gabirella Gentilli, Carlos Luis Iglesias, Leandro Aníbal Rodriguez, Sebastián Jorge Gómez, Ismael Lodillinaki, Ticiano Borghi Berovski, Juan Grabois, Rafael Nejamki, Alvaro Llambí y  Jorge Macías, quienes se encuentra acusados de usurpación.

Exigimos el inmediato cese de cualquier acción judicial en su contra, y nos solidarizamos con ellos.

Agrupación Por el Esclarecimiento de la Masacre Impune de la AMIA - APEMIA
Asociación de Ex Detenidos-Desaparec idos
Asociación de Profesionales en Lucha APEL
Centro de Abogados por los Derechos Humanos - CADHU
Centro de Profesionales por los Derechos Humanos CEPRODH
Equipo Argentino de Trabajo e Investigación Psicosocial EATIP
Instituto de Relaciones Ecuménicas IRE
Junta Interna IEM-Subsecret. DDHH ATE-CTA
Liberpueblo
Liga Argentina por los Derechos del Hombre
Movimiento Ecuménico por los DDHH
Vecinos de San Cristóbal contra la Impunidad

Boletin AEDD - 639 . Se inicia el juicio por los crímenes cometidos en el ccd "El Vesubio"

Gacetilla de Prensa

 
VIERNES 26: ARRANCA JUICIO POR CRÍMENES COMETIDOS EN “EL VESUBIO”

El próximo viernes 26 se iniciará por la tarde el juicio por algunos de los crímenes cometidos en el centro clandestino de detención, tortura y exterminio conocido como “el Vesubio”.  El Tribunal Oral Federal en lo Criminal N° 4 tendrá a su cargo el proceso contra ocho genocidas por 156 casos.  Las audiencias se llevarán adelante en los tribunales de Comodoro Py.  Desde el mediodía, estaremos en la puerta de los tribunales exigiendo que se condene a estos ocho represores por lo que son: GENOCIDAS.

EL TRIBUNAL

Tras sufrir varias demoras, finalmente el proceso estará a cargo de los jueces que integran el TOF 4, hasta hace días encargado de juzgar la “tragedia” de LAPA.  El presidente del Tribunal es el magistrado Leopoldo Oscar Bruglia.

LOS GENOCIDAS

Estos serán los ocho represores que se sentarán en el banquillo:
-         Héctor Humberto Gamen, 84 años, general de brigada retirado.  Era segundo comandante de la Brigada de Infantería.  Imputado por 76 privaciones ilegales de la libertad (PIL) y tormentos así como por 16 homicidios.
-         Hugo Idelbrando Pascarelli, 81 años, coronel retirado.  Era el jefe del área militar 114, donde funcionaba Vesubio.  Imputado por 15 PIL y tormentos así como por 2 homicidios.
-         Pedro Alberto Durán Sáenz, 75 años, oficial de inteligencia de la Brigada.  Era el jefe del centro clandestino.  Se hacía llamar “Delta”.  Imputado por 63 PIL y tormentos así como por 14 homicidios.
-         Ramón Antonio Erlán, 65 años, penitenciario (R), alias “Pancho”.  Imputado por 140 PIL y tormentos.
-         José Néstor Maidana, 59 años, penitenciario (R),  alias “el Paraguayo”.  Imputado por 85 PIL y tormentos.
-         Roberto Carlos Zeoliti, 63 años, ex penitenciario, alias “Sapo”.  Imputado por 156 PIL y tormentos.
-         Diego Salvador Chemes, 57 años, ex penitenciario, alias “Polaco”.  Imputado por 156 PIL y tormentos.
-         Ricardo Néstor Martínez, ex penitenciario, alias “Pájaro”. Imputado por 156 PIL y tormentos.

ALGUNOS REPRESORES POR ALGUNAS VÍCTIMAS

En este juicio, estarán sólo ocho genocidas por crímenes cometidos contra 156 compañeros, aunque por el CCDTyE Vesubio pasaron otros cientos.  En diciembre de 2009, Justicia YA! aportó un listado de 200 víctimas que estuvieron secuestradas en ese campo de concentración indicando los testigos que lo prueban, así como una nómina de otros quince compañeros que también pasaron por ese centro clandestino y solicitó al juez Daniel Rafecas, a cargo de la instrucción, que tome medidas para probarlo.   Estos datos así como los nombres de los  58 represores que nunca fueron indagados por los crímenes cometidos en El Vesubio surgieron de los testimonios que integran la causa.

Justicia YA! entiende que esta forma de juzgamiento parcializado reproduce y es funcional a la impunidad y desdibuja la magnitud del exterminio perpetrado en este país.  Si no hubiese intención de perpetuar la impunidad de la que gozan, muchos más que ocho serían los represores que se sentarán el viernes próximo en los tribunales de Comodoro Py.

EXIGIMOS JUICIO Y CONDENA A TODOS LOS GENOCIDAS POR TODOS LOS COMPAÑEROS.

30000 COMPAÑEROS DETENIDOS- DESAPARECIDOS ¡PRESENTES!

Convocamos a todos/as los/as compañeros/as a acompañarnos en la puerta de los Tribunales de Comodoro Py desde las 12.30.  Las acreditaciones se hacen con documento de identidad  en el sexto piso.

lunes, 22 de febrero de 2010

Boletin AEDD - 638 - Repudio Tribunal a que autoriza a genocidas a interrogar a testigos

Boletín Electrónico de noticias y actividades de la AEDD nro 638
COMUNICADO DE PRENSA




En la ciudad de Tucumán,  el tribunal que preside el juicio oral de la megacausa Jefatura de Policía contra el genocida Domingo Antonio Bussi, permitió al acusado formular preguntas a un testigo.
Repudiamos esta falta gravísima de los jueces que no solamente demuestra la ideología que profesan, sino que también pone de relieve la complicidad que desde hace más de 30 años tiene el poder judicial con aquellos que perpetraron el genocidio en nuestro país en la década del 70.
Además de la intolerable revictimizació n de los sobrevievientes que implica que el verdugo vuelva a interrogar a la víctima, queda claro que las relaciones de poder están intactas y se reproducen de la misma manera que hace 35 años atrás. Bussi sigue teniendo tanta influencia en determinados sectores de poder de Tucumán, que se convirtió en acusador en un juicio en el que él es el acusado. Irónico, obsceno y peligroso.
ASOCIACION DE EX DETENIDOS DESAPARECIDOS


domingo, 21 de febrero de 2010

Boletin AEDD 637: ¡¡Un juez pensó 7 años en ordenar detenciones de genocidas!!


EL JUEZ BLANCO SE DESPERTO DEL LETARGO Y POR FIN SE DECIDIO A ORDENAR 20 DETENCIONES, SOBRE 125 REPRESORES DENUNCIADOS, EN EL CCD LA CACHA
 
Durante la semana pasada el juez Manuel H. Blanco ordenó por fin la detención de 20 represores que serán indagados por las torturas y crímenes ocurridos en el CCD La Cacha, ubicado en la localidad de Olmos, durante la última dictadura militar argentina.

 Dos detalles, respecto a la medida que tomó el magistrado del Tribunal Federal 1 de La Plata:

 1)          Tardó siete años en disponer la medida de detención para indagatorias. La causa judicial que investiga los crímenes de lesa humanidad cometidos en La Cacha se abrió en el año 2003, junto a otras que investigan los CCD que funcionaron en la Brigada de Investigaciones de La Plata, en 1 y 60 y en la Comisaría Octava de La Plata.

Desde entonces hasta hoy,  la causa Brigada pasó a otro juzgado y Blanco no llevó adelante una sola acción respecto las últimas dos causas. Con respecto a La Cacha, cabe destacar que a poco de andar se le adjuntó una causa abierta en el año 1984 por el ministro Portesi en la que ya se había investigado el funcionamiento de dicho CCD y se había tomado declaración a muchos de los sobrevivientes. Sin embargo, Blanco dejó dormir la causa por 7 años  sin detener ni siquiera convocar a prestar decaración indagatoria a ningún represor.

 Blanco actuó esta semana presionado por una denuncia ante el Consejo de la Magistratura presentada en diciembre de 2009 por Justicia YA! y otros organismos de derechos humanos y personalidades, en la que destacan las irregularidades y el exasperante retraso que acarrea la nula investigación en todas las causas por delitos de lesa humanidad que sustancia el juzgado de Blanco. Uno de los ítems de la denuncia fue precisamente, la situación de la causa La Cacha en la que los querellantes aportaran gran cantidad de pruebas y solicitaran en reiteradas ocasiones la indagatoria de numerosos miembros de las fuerzas de seguridad-

2)     Blanco ordenó la detención sólo para 20 represores, y sólo tuvo en cuenta el funcionamiento del CCD en el año 1977; mientras que Justicia Ya! presentó pruebas para que sean indagados 125 responsables de las acciones represivas cometidas sobre 198 compañeros que estuvieron detenidos-desaparec idos en dicho CCD desde fines del 76 hasta fines del 78. Allí participaron efectivos del Ejército, la Armada, la Policía Federal y la provincial, del Servicio Penitenciario Bonaerense y el Servicio de Inteligencia del Ejército.

No queremos que la Justicia actúe por acción y reacción. No queremos que cada causa sea una batalla contra el juez, queremos jueces comprometidos con la justicia.

No admitimos que se avance a cuenta gotas y solo después de que los organismos y los querellantes insistan y denuncien una y otra vez para exigir que los jueces hagan su trabajo: juzgar a todos los  genocidas y condenarlos por todos los compañeros.

Justicia YA! La Plata

viernes, 12 de febrero de 2010

Boletin AEDD 636 - Juicio por crímenes cometidos en Campo de Mayo

JUICIO POR CRÍMENES COMETIDOS EN CAMPO DE MAYO 
12 de febrero de 2010

Gacetilla de Prensa
 
ALEGATO DE JUSTICIA YA! EN EL JUICIO POR CAMPO DE MAYO


Justicia YA! reclamó ayer que se condene por el delito de genocidio a los siete represores que están siendo juzgados por crímenes cometidos en Campo de Mayo durante la última dictadura.  Fundamentó que se trata de una calificación de los delitos cometidos -al igual que "delitos de lesa humanidad"- Exigió que los genocidas vayan adonde deben: a la cárcel común y efectiva. Solicitó que se proceda respecto del delito de genocidio del mismo modo que con los crímenes de lesa humanidad, tipificación ampliamente reconocida por los jueces a pesar de que tampoco está incorporada a la ley interna por lo que no se contempla pena alguna para los mismos,  aplicándose las  penas que prevé el Código Penal y respondiendo así al compromiso asumido por el país frente a la comunidad internacional.

Los doctores Luis Bonomi, Pedro Dinani y Liliana Molinari exigieron al Tribunal Oral Federal 1 de San Martín que se condene a Reynaldo Bignone, Santiago Riveros, Fernando Verplaetsen, Jorge Osvaldo García y Carlos Tepedino a una pena de 50 años. Mientras que solicitaron para Eugenio Guañabens Perelló una sentencia por 42 años  y 21 para Germán Montenegro.    La querella reclamó que los represores sean alojados en cárcel común y efectiva por los delitos aberrantes que cometieron y por su peligrosidad para todos aquellos interesados en derribar el muro de impunidad que supieron construir.  Para solicitar estas condenas, Justicia YA! se basó en que el delito de privación ilegal de la libertad de los compañeros cuyos casos se inevestigan en este juicio y continúan desaparecidos, es un delito que se sigue cometiendo en la actualidad y en consecuencia, debe aplicarse el Código Penal vigente hoy, que prevé esas penas.

"Esta querella, así como lo hizo desde el primer juicio contra crímenes de lesa humanidad, como lo hará en éste, y como lo seguirá haciendo en los que se sucedan, seguirá insistiendo, porque sabemos que el derecho nos acompaña,  porque sabemos que la letra y el espíritu de las normas nos legitiman y porque también nos legitiman las voces de los desaparecidos que no son otra cosa que los testimonios de los sobrevivientes, en pretender que a las cosas se las llame por su nombre: que si se pudo reconocer que en la Argentina hubo un genocidio, esa conducta criminal existe y es real, y si esa conducta criminal existe y es real y se llama genocidio, lo único que falta definir aquí es el autor, y un genocidio es perpetrado sólo y únicamente por un sujeto –integrante del aparato del Estado-  al que se lo califica como GENOCIDA", manifestaron los abogados de Justicia  YA!

Asimismo, se refirieron a los recientes dichos -en un encuentro sobre genocidio celebrado en París- del subsecretario de Derechos Humanos, Luis Alén.  El funcionario había afirmado: "Una sentencia, además de un fallo judicial que establece responsabilidad y tipifica conductas, es también un relato histórico. Y en ese relato histórico uno puede y debe recurrir a otras disciplinas para decir con todas las letras que lo que pasó en la Argentina también es un genocidio, con otras características que la Shoá, pero con muchos puntos en común y de una extrema gravedad".   Los letrados remarcaron la pertinencia de esos dichos aunque reclamaron que además de enunciarlo en París, el Gobierno nacional debe defenderlo y aplicarlo en los juicios que se llevan a cabo en Argentina. Quienes presenciaban la sesión estallaron en aplausos.


Al finalizar el alegato, la sala se vio sacudida por una ausencia: "queremos recordar en este recinto un hecho que hoy  nos demuestra que los fantasmas de la impunidad siguen instalados en determinados sectores sociales, ... mientras hoy y aquí estamos siendo absolutamente cuidadosos y celosos del cumplimiento de las garantías constitucionales de los imputados,  ... las garantías de JORGE JULIO LÓPEZ siguen siendo salvajemente vulneradas desde hace exactamente 37 meses y 24 días."


Se espera que el Tribunal dicte sentencia durante el mes de marzo.


 Las audiencias se desarrollan en la Sociedad de Fomento "José Hernández", ubicada en Hipólito Yrigoyen 4595, Florida.



Contactos de Prensa:

-  Luis Bonomi, Abogado del CeProDH,  15 5057 7942

- Liliana Molinari, Abogada del CODESEDH,  15-51766480

-  Pedro Dinani, Abogado de la LADH, 15 3343 7730

miércoles, 10 de febrero de 2010

Boletin AEDD - nro 635


Gacetilla de Prensa 
JUEVES 11/2: ALEGATOS EN EL JUICIO POR CAMPO DE MAYO

 
Mañana desde las 9 se continuará con los alegatos en el juicio que se lleva adelante por algunos crímenes cometidos en Campo de Mayo.  Ese día se escuchará el alegato de Justicia YA!.  Alegarán por este colectivo los doctores Liliana Molinari del Codesedh, Luis Bonomi del CeProDH y Pedro Dinani de la Liga Argentina por los Derechos del Hombre.

Como lo ha hecho en cada proceso judicial en que participó, Justicia YA! reclamará que el Tribunal Oral Federal en lo Criminal 1 de San Martín condene a Reynaldo Bignone, Santiago Riveros, Fernando Verplaetsen, Jorge Osvaldo García, Eugenio Guañabens Perello, Carlos Tepedino, Eduardo Espósito y Germán Montenegro por lo que son: GENOCIDAS y que estén donde deben estar: EN CÁRCEL COMÚN Y EFECTIVA.

Esta es la segunda oportunidad en que se juzgan algunos de los delitos cometidos en Campo de Mayo, donde funcionaron cuatro campos de concentración y por donde pasaron más de 5000 detenidos- desaparecidos.  Sentar en el banquillo a sólo siete represores por unos 50 casos no hace más que desdibujar la magnitud del genocidio perpetrado en la Argentina y, por ende, perpetuar la impunidad.  Al mismo propósito abonan las irrisorias penas propuestas por la fiscalía.  Para los integrantes del Ministerio Público Fiscal, los crímenes cometidos en Campo de Mayo parecerían saldarse con unas penas escalonadas que comprenden 25 años para Riveros, Verplaetsen y Bignone, 20 para Tepedino, 14 para García,  12 para  Guañabens Perelló y sólo 2 años para el ex comisario Montenegro.

Porque exigimos que todos los genocidas sean juzgados y condenados y estén donde deben estar, convocamos a todas las organizaciones y compañeros/as a acompañarnos.
30 mil compañeros detenidos-desaparecidos ¡Presentes! ¡Ahora y siempre!

Las audiencias se desarrollan en la Sociedad de Fomento "José Hernández", ubicada en Hipólito Yrigoyen 4595, Florida.

Contactos de Prensa:

Luis Bonomi, Abogado del CeProDH,  15 5057 7942 - 
Liliana Molinari, Abogada del CODESEDH,  15-51766480 - 
Pedro Dinani, Abogado de la LADH, 15 3343 7730

EQUIPO PORTAL WEB AEDD:
LIDIA FRANK-GUSTAVO CARBONELL
Los invitamos a visitar nuestro sitio web:
www.exdesaparecidos .org.ar
 
e mail: aedd@exdesaparecido s.org.ar
 
Para subscribirse enviar correo electrónico a la dirección
boletinaedd- subscribe@ gruposyahoo. com.ar
 
Para desubscribirse enviar correo electrónico a la dirección
boletinaedd- unsubscribe@ gruposyahoo. com.ar

lunes, 8 de febrero de 2010

Boletín de noticias y actividades de la AEDD nro 634

ES INJUSTO CONFORMARSE
por Andrea Benites-Dumont 

Después de casi 30 años, se realiza finalmente y como consecuencia de la lucha de los empecinados, un juicio a algunos responsables que operaron en la Escuela de Mecánica de la Armada de Argentina (ESMA). Tan sólo 19 imputados de los que sólo concurren 17, aunque hayan sido denunciados inicialmente 133 (1), algunos de ellos se murieron en estado de total impunidad, otros están fugados, y algunos suicidados. Estos 19 serán juzgados por 85 casos de violaciones a los derechos humanos, 85 casos extraídos de las casi 5000 personas (2) que fueron detenidas desaparecidas en la ESMA desde 1976 a 1983.
Un juicio donde se acumulan testimonios y denuncias, un juicio sustentado en la voz valiente de los sobrevivientes. 

Allí están 17 imputados, sentados, manteniendo la impostura como si no tuvieran nada que ver con todo aquello.
Han intentado con todo tipo de tretas y recursos, evitar un procedimiento jurídico de por sí limitado, ya que es una causa parcializada con pocos represores imputados por crímenes de lesa humanidad.
Cada uno es una historia despreciable, hieden a muerte.
Con los casi 30 años transcurridos se ha naturalizado la aceptación social y política del posibilismo, deparando por una parte y en cierta medida, la continuidad de la impunidad, y por otra el conformismo que con algunos casos paradigmáticos se cumplirían los “objetivos en materia de derechos humanos”.

Un causa más parcializada y segmentada como así lo determina la dinámica de los enjuiciamientos que se llevan a cabo en Argentina demorados 30 años.
Este fraccionamiento de las causas desvanece el plan sistemático de exterminio, por lo que esta suerte de despiece es funcional al genocidio desatado por las fuerzas y cuerpos de seguridad de un Estado terrorista. 

El empecinamiento no es un capricho y es algo más que un compromiso. 

Desde el empecinamiento se insistirá una y otra vez que los crímenes cometidos merecen condena perpetua por genocidio; aun cuando resuenen los prejuicios y las afirmaciones que el delito de genocidio no contempla condenas específicas en el derecho penal argentino. Pero esto es responsabilidad y por tanto imputable al Estado jurídicamente continuador del que cometiera genocidio, ya que no se han anulado la totalidad de las leyes de la dictadura ni se han depurado los funcionarios estatales nombrados durante la dictadura. La teoría de posibilismo reduce al conformismo, y por ello el empecinamiento es subvertir el estancamiento, que en modo alguno es endosable a las víctimas del genocidio este derrotero procesal. 

Está abierto un debate sobre el alcance de la definición de genocidio en la Convención Y sanción y prevención de este crimen, un debate que se reactiva en diversos planos cuando se enfrentan a juicios los ejecutores, responsables y cómplices de genocidios.
Un debate que precedió a la misma Convención de 1948, y que con otras motivaciones y derivas se infiltra en cada querella, acusación y alegato en cada juicio que se concreta. Debate que se explaya en análisis, investigaciones, y que incluso se materializa en sentencias.
Tal como se invoca el origen en casi todas las disciplinas humanas, el sentido ontológico de las palabras y de los términos, es necesario recordar –porque de este oficio se trata- que ante los crímenes cometidos por el nazismo, se propuso desde Naciones Unidas, articular la prevención y el castigo del crimen de genocidio. En diciembre de 1946 la Asamblea general afirmó que “genocidio es un crimen de Derecho Internacional que el mundo civilizado condena y por el cual los autores y cómplices, deberán ser castigados, ya sean estos individuos particulares, funcionario s públicos o estadistas y el crimen que hayan cometido sea por motivos religiosos, sociales, o políticos o de cualquier otra naturaleza”.
En el primer proyecto de convención para la prevención y sanción de genocidio se establecía con absoluta claridad y por obvias razones de cercanía temporal con los hechos acaecidos, la tipología de “grupos políticos y otros”. Sin embargo dos años hubieron de pasar en que las precisiones jurídicas disimulaban los temores que dicha convención fuera aplicada para algunos de los firmantes. Stalin forzó una redacción que buscaba la eliminación de la naturaleza política de los grupos afectados. Cabe la interpretación que fue un histórico repliegue ya que la discusión en relación a los sujetos pasivos era más amplia de la que quedó finalmente redactada. 

Señalar que si bien no se plasmó en las actas del Tribunal Militar Internacional de Nüremberg en el que se juzgaron por primera vez hechos relacionados con el asesinato, el exterminio y las persecuciones, antes y durante la guerra, por motivos políticos, raciales o religiosos, genocidio fue utilizado en los debates orales del juicio. 

Raphael Lemkin, fue el jurista polaco (1900/1959) que acuñó el término genocidio, y la primera vez que lo utilizó fue en el libro Axis Rule en la Europa ocupada: Leyes de la ocupación - Análisis de Gobierno - propuestas de reparación (1944). Etimológicamente la palabra genocidio fusiona griego y latín: Genos: tribu y Cide: matar. Pero Lemkin no sólo pergeñó una denominación lingüística, elaboró una teoría escrutando los proyectos del nazismo, y concluyó que la destrucción por parte de un Estado de grupos de sus propios ciudadanos, excedía con mucho los límites nacionales y que por lo tanto, constituían cuestiones de interés internacional.
Finalmente la redacción del artículo II de la Convención para la Prevención y la Sanción del Delito de Genocidio establece: “… se entiende por genocidio cualquiera de los actos mencionados a continuación, perpetrados con la intención de destruir, total o parcialmente, a un grupo nacional, étnico, racial o religioso, como tal:
• Matanza de miembros del grupo;
• Lesión grave a la integridad física o mental de los miembros del grupo;
• Sometimiento intencional del grupo a condiciones de existencia que hayan de acarrear su destrucción física, total o parcial;
• Medidas destinadas a impedir los nacimientos en el seno del grupo;
• Traslado por fuerza de niños del grupo a otro grupo…
Junto al genocidio se castigan otros delitos conexos, que son la asociación para cometer genocidio, la instigación directa y pública, la tentativa y la complicidad.” 
 
Ya nadie puede cuestionar que en la Argentina se implementó un plan sistemático de persecución y exterminio de una parte de la población. 

Parece ser que el debate sesudo y purista de genocidio, permitirá por un lado, que ciertos juristas se parapeten en articulados e incisos, argumentando el “espíritu” de la Convención contra la Prevención del delito de Genocidio; otros harán tesis para conseguir brillos doctorales, otros con espurios intereses competitivos, políticos, sustraerán la calificación de genocidio.

La reforma legal precisará sin duda de revoluciones morales y mentales.

Conformarse casi después de 30 años, es injusto con los 30.000 desaparecidos, y ya demasiadas iniquidades se cometieron contra ellos. 

Es evidente que cualquier invocación a los derechos humanos en todo lugar y tiempo en que se haya producido violaciones de los mismos, es incuestionable la obligación del Estado de adecuar la legislación interna en función de las pautas internacionales para el juzgamiento de los crímenes de lesa humanidad, entre ellos, el genocidio. 

La posibilidad que el genocidio desatado por la dictadura militar de 1976/1983, pueda ser juzgado como tal, no sólo sería un síntoma de vigor inequívoco de justicia y de un aporte indudable al debate jurídico diferido, sería fundamentalmente un reconocimiento de derechos relegados de las víctimas de la dictadura en Argentina pero también a las víctimas de otros genocidios silenciados y arrinconados. 

Y para que el conformismo sometido se fracture irremediablemente con apuestas insumisas, para que nunca más las leyes protectoras se escriban con los padecimientos habidos, sino que puedan ser instrumentos de justicia que definitivamente los impidan.
Retomando el proceso que se lleva a cabo contra 19 represores de la ESMA, en dicho centro clandestino de detención, se reprodujeron y sobrepasaron todos y cada una de las condiciones requeridas para establecer el delito de genocidio. 

Los 17 que concurren ni se miran entre ellos.
Astiz, uno de los asesinos con más notoriedad criminal por los asesinatos de ciudadanos de diferentes nacionalidades, famoso por sus crímenes, perversidades y vilezas, el primer día de audiencia, en una clara actitud provocadora, tenía entre sus manos un pasquín “Volver a matar” (3); y en la segunda sesión “El proceso” de Franz Kafka!!!
Es evidente que este genocida desconoce absolutamente tanto la obra como la vida del magnífico escritor checo. Es insultante que en sus manos haya justamente un libro cuyo centro es la burocracia autoritaria; es kafkiano que alguien que se haya erigido en juez y verdugo de cientos de personas, utilice la portada de un texto de un escritor judío, antimilitarista, antiautoritario, relacionado al anarquismo (4) y finalmente al sionismo, sea banderín de bravata en una sala donde el tribunal impide que los familiares de los detenidos desparecidos tengan las fotos de los mismos. 

En el desarrollo del procedimiento oral y público, y una vez leídas las inculpaciones, las partes querellantes fundamentarán sus acusaciones y necesitarán de la voz empecinada de los sobrevivientes, quienes deberán revivir una vez más lo que vienen denunciando y reclamando desde hace casi 30 años. 

Muchos de ellos han jurado por Jorge Julio López en otros juicios, y así también lo harán en este. 

Es previsible que al igual que sus pares en Nüremberg, los imputados se declaren inocentes a pesar de las pruebas abrumadoras que les incriminan. 

Es previsible que el aire se torne denso cuando las voces de los testigos corporicen tanto sufrimiento y tanta memoria, y será indispensable entonces el abrazo permanecido que desborda los tramos procesales y abarcará cada detalle y cada nombre. 

Abriéndose paso de los primeros planos de las fotos, tres sobrevivientes se abrazan emocionados. 

La memoria empecinada de los inconformistas sonríe al final de la sala.
________________________________________

Notas
(1)”Como los nazis, como Vietnam – Los campos de concentración en la Argentina”; /ed. Contrapunto, 1987/ Autor: Alipio Paoletti (1936/1986) periodista y militante.
(2)"Había un fichero con unas cinco mil fichas de cartón que agrupaban por alias o nombre y apellido. También en la misma oficina existía un libro donde se asentaban todas las personas que pasaron por la ESMA; donde además de los datos personales figuraba una columna con fecha de ingreso y de egreso, y otra donde se podía leer V y 'D'. Allí se hacía una anotación según el destino de cada caso, que podía ser 'desaparición' o 'fusilamiento', 'liberación' o 'cautiverio actual' " (Lázaro Jaime Gladstein - Legajo N° 4912).
escrito por Juan Yofre, secretario de inteligencia de Carlos Menem.
(4) Tal como refieren Mijal Kasha, uno de los fundadores del movimiento anarquista en Praga, y Mijal Mares, de la participación de Kafka en el "Mlodite Club", organización antimilitarista y anticlerical de la asociación anarcosindicalista "Viles Kerber".

jueves, 4 de febrero de 2010

Boletín de noticias y actividades de la AEDD nro 632

JUICIO POR CRÍMENES COMETIDOS EN CAMPO DE MAYO

Con un grupo importante de sillas ocupadas por las fotos de los desaparecidos, continuó esta mañana el juicio por algunos de los crímenes cometidos en Campo de Mayo a cargo del Tribunal Oral Federal nro. 1 de San Martín, que tiene como imputados a  los genocidas  Reynaldo Bignone, Santiago Riveros, Fernando Verplaetsen, Jorge Osvaldo García, Eugenio Guañabens Perello, Carlos Tepedino, Eduardo Espósito y Germán Montenegro.
Antes de que pasara el primer testigo, JUSTICIA YA!, solicitó al Tribunal que permitiera que Canal 7 televisara la audiencia, fundamentando el pedido en que ninguna de las causales invocadas por el tribunal al resolver no permitrir la televisación se cumplían: se trataba de la última audiencia testimonial y los dos testigos convocados eran testigos de concepto y no de hechos específicos. Luego de deliberar unos minutos el Tribunal hizo lugar al pedido con lo que se pudieron ver fragmentos de ambos testimonios por televisión, quebrando así la cuasi clandestinidad de estos juicios.

En primer lugar fue llamada al estrado la señora Claudia Bellingeri, como perito del archivo de la Comisión Provincial de la Memoria. En un contundente y extenso testimonio que se prolongó por más de dos horas, brindó un amplio informe sobre los datos que se encuentran en el mencionado archivo, explicando detalladamente el funcionamiento de la  estructura de inteligencia desarrollada por las fuerzas represivas. Aportó prueba documental irrebatible sobre la participación del Batallón 601 y de la estrecha vinculación entre el ejército y la policía provincial

A continuación brindó su testimonio el dirigente de la CTA, Víctor De Gennaro, convocado por Justicia YA!, quien en forma clara, concisa y concluyente explicó -basándose en su propia experiencia así como en el trabajo de investigación realizado por la CTA para entregar al juez Garzón- cómo la dictadura militar atacó no solo las dirigencias gremiales sino también y centralmente,  a las comisiones internas. Se detuvo también en reseñar el accionar cómplice de los empresarios y aportó datos, nombres y números que prueban que en Argentina se perpetró un genocidio destinado a destruir la organización social para implantar un plan económico de hambre y miseria para el pueblo, cuyas consecuencias, afirmó, seguimos sufriendo hoy.

Mañana a partir de las 9.00 horas comienzan los alegatos de las querellas que se prolongarán hasta el 11 del corriente, día en que alegará Justicia YA!Se prevé que la sentencia será dictada en el mes de marzo.

Alegatos: JUEVES  4- Querellas particulares representadas por la Dra. Alcira Ríos y  Fiscalía
 martes 9, continúa la Fiscalía
miércoles  10, alegan Querella de Abuelas de Plaza de Mayo y Querellas particulares representadas por el Dr. Pablo Llonto
Jueves  11, alegan Querellas  particulares representadas por el Dr. Gómez  y Querella de Justicia YA!
18, 23, 24, 25 - Fechas para alegatos de la defensa
*Marzo*
*- Réplicas: 2*
*- Dúplicas. 4*

Las audiencias se desarrollan en la Sociedad de Fomento "José Hernández", ubicada en Hipólito Yrigoyen 4595, Florida.

Contactos de Prensa:
- Dra. Myriam Bregman (CeProDH), 15 4 170 2398
-  Luis Bonomi, Abogado del CeProDH,  15 5057 7942
- Liliana Molinari, Abogada del CODESEDH,  15-51766480
-  Pedro Dinani, Abogado de la LADH, 15 3343 7730

martes, 2 de febrero de 2010

Boletin AEDD - 631

JUSTICIA YA
Gacetilla de Prensa
JUICIO ATLÉTICO-BANCO-OLIMPO
MARTES 2 de febrero a las 11 horas
 SIGUEN LAS AUDIENCIAS TESTIMONIALES

Continuarán el martes 2 las audiencias testimoniales en el juicio por crímenes cometidos en los centros clandestinos de detención conocidos como El Atlético, El Banco y El Olimpo.  La audiencia comenzará a las 11 de la mañana en los tribunales de Retiro.

Convocamos a todos los compañeros y las compañeras a presenciar el juicio para exigir la condena a todos los genocidas.  Para acreditarse, deberán concurrir con documento de identidad al sexto piso de los Tribunales de Comodoro Py. 

LOS GENOCIDAS
1- Samuel Miara, Policía Federal Argentina, Alias “Cobani”.
2- Oscar Augusto Isidro Rolón, Policía Federal Argentina, alias “Soler”.
3- Julio Héctor Simón, Policía Federal Argentina, alias “Turco Julián”.
4- Raúl González, Policía Federal Argentina, alias “Mayor Raúl” o “El Negro”.
5- Juan Carlos Avena, Servicio Penitenciario Federal, alias “Centeno”.
6- Eufemio Jorge Uballes, Policía Federal Argentina, alias “Anteojito Quiroga” o “Führer”.
7- Eduardo Emilio Kalinec, Policía Federal Argentina, alias “Dr. K”.
8- Roberto Antonio Rosa, Policía Federal Argentina, alias “Clavel”.
9- Juan Carlos Falcón, Policía Federal Argentina, alias “Kung Fu”.
10- Luis Juan Donocik, Policía Federal Argentina, alias “Polaco Chico”.
11- Guillermo Víctor Cardozo, Gendarmería Nacional, alias “Cortés”.
12- Eugenio Pereyra Apestegui, Gendarmería Nacional Argentina, alias “Quintana”.
13- Raúl Antonio Guglielminetti, ex agente civil de inteligencia del Ejército Argentino, alias “Gustavino” o “Mayor Gustavino”.
14- Ricardo Taddei, Policía Federal Argentina, alias “Cura” o “El Padre”.
15- Enrique José Del Pino, capitán del Ejército Argentino, Batallón de Inteligencia 601, alias “Miguel”.
16- Carlos Alberto Roque Tepedino, Jefe del Batallón de Inteligencia 601 del Ejército Argentino.
17- Mario Alberto Gómez Arenas, Segundo jefe de la Central de Reunión del Batallón de Inteligencia 601.
EL TRIBUNAL
El Tribunal Oral en lo Criminal Federal Nro. 2 estará a cargo de este juicio, integrado por los jueces  Dr. Jorge Alberto Tassara (presidente del tribunal), la Dra. Ana María D´Alessio, la Dra. María Laura Garrigós de Rébori, y la Dra. María del Carmen Roqueta (4° juez).
LOS COMPAÑEROS
En este juicio se tratarán los delitos cometidos contra 184 compañeros. Por el homicidio de dos de ellos y la privación ilegal de la libertad de un menor se juzga a cuatro represores; por la privación ilegal de la libertad y tormentos de 181 compañeros, se acusa a quince.
¡Condena a todos los genocidas. Justicia para todos los compañeros!
Contactos de prensa:
AEDD - Andrea Bello:  15- 6564- 2440
APEL - Dra. Claudia Ferrero: 1556045905