miércoles, 10 de noviembre de 2010

Boletín de la AEDD nro 749

Asociación de ex Detenidos DesaparecidosBuenos Aires, Argentina
 

A 32 AÑOS DE SU DESAPARICION FISICA EN MANOS DE LA DICTADURA MILITAR

PRESENTES….AHORA Y SIEMPRE! 

Ricardo Frank, Yoyi Martínez y Titín Mirabelli, tres jóvenes hijos de nuestra ciudad detenidos desaparecidos desde el 10 de noviembre de 1978,  vistos en la Escuela de Mecánica de la Armada. Estos nombres unidos para siempre en nuestra memoria y en nuestro pedido de justicia, no serán separados ni olvidados.

La memoria es mucho más que recordar algunos hechos o fechas. La memoria es tratar de comprender el pasado, es tomar una posición política sobre lo sucedido, es intentar aprender de quienes nos precedieron y es crear con todo eso herramientas que en éste, nuestro tiempo, nos sirvan para avanzar hacia un mundo mejor, justo y  solidario.

La memoria es también no desaparecer a nuestros desaparecidos. Es devolverles su identidad, a cada uno, con su historia, su militancia, sus gustos, sus maneras.

Pero no existe la MEMORIA sin JUSTICIA. Actualmente en nuestro país se vienen desarrollando los juicios a los genocidas.La lucha de los organismos de derechos humanos, de familiares, del pueblo y a pesar de los “perdones de los gobiernos de turno”  logró que el gobierno de  Néstor Kirchner tomara la decisión política de acompañar  esos reclamos apoyando la anulación por el Congreso de las leyes de impunidad.

A partir de allí se reabrieron las causas y comenzó a transitarse un intrincado proceso que hoy, 7 años después, nos encuentra con 140  condenados,  alrededor de 750 procesados, solo unos 6 o 7 juicios en su etapa oral y cerca de 450 entre fallecidos, absueltos, incapaces, prófugos y dejados fuera de las causas por falta de mérito.

Teniendo en cuenta que en nuestro país hubo casi 500 centros clandestinos de detención, sabemos que esto no es suficiente, debemos seguir exigiendo JUSTICIA .En el todos los días de los juicios,  asistimos permanentemente a decisiones que dejan afuera de los mismos a responsables directos del GENOCIDIO como el caso  IRIART en La Pampa, quien aduciendo un problema de salud  no se presentó al juicio , esto sumado a la excusa de “no poder declarar por teleconferencia” de Capital a Santa Rosa en una realidad que nos dice que esta excusa es un absurdo.A pesar de esto el juicio llevado en esa provincia del que se espera el veredicto en los próximos días, deja sentado que, en la subzona 14 se perpetró un genocidio.


Avanzamos de a poco, con mucho esfuerzo y trabajo, con causas desguazadas que hacen que una y otra vez los compañeros de nuestros familiares tengan que subir a los estrados para que, en cada partecita de causa de ese Centro Clandestino de Detención, nuevamente quede acreditado, testimoniado, el horror que vivieron. Esto no es casual. Es una decisión que nos empuja a pensar que, de alguna manera, se debe exponer cada tanto a las mismas personas que deben atravesar su estadía, dar nombres, acusar a los represores, recordar a los compañeros

Pero ésto no nos hace desfallecer. Los nombres de RIKI, YOYI  TITIN y DINA (su novia) una vez más suenan en la sala de audiencias de Comodoro PY, traídos por Cachito, Adriana, Andrea entre otros, porque existe un compromiso de ellos hacia los compañeros que no volvieron. Un compromiso para que exista Justicia.Pero una Justicia que no solo permita condenar a los genocidas por lo que hicieron sino, como se dice al principio de la nota, nos permita desarrollar una conciencia, que no solo incorpore el que sucedió y el porqué, sino también los sueños de nuestros compañeros para apoderarnos de ellos y hacerlos realidad. Como todos los años, este día es un DIA de recuerdo, de compromiso, de reafirmar el espítiru de lucha, de seguir exigiendo CONDENAS por GENOCIDIO, CARCEL COMUN Y EFECTIVA por ellos y por todos los compañeros.

 RICARDO, YOYI, TITIN Y DINA
 HASTA LA VICTORIA!!!
 Lidia Frank,  hermana de Ricardo Alberto Frank; Nota escrita para el diario La Opinión-10-11-10

No hay comentarios: