miércoles, 10 de noviembre de 2010

Boletín de la AEDD nro 748

Asociación de ex Detenidos Desaparecidos
Buenos Aires, Argentina
 
 
SABIAN Y NO HICIERON NADA
Ya llevábamos más de dos horas de audiencia en el Arzobispado de la Ciudad de Buenos Aires, con el Cardenal Bergoglio declarando como testigo por el secuestro de los curas jesuitas  Orlando Yorio y  Francisco Jalics, en el juicio contra 17 represores que actuaron en el CCDyE que funcionó en la ESMA. De pronto, ante una pregunta, el Cardenal Bergoglio reconoció que Yorio y Jalics, que estuvieron secuestrados en la ESMA entre mayo y octubre de 1976, le manifestaron que cuando fueron liberados había mucho más secuestrados en la ESMA. La pregunta de la querella no se hizo esperar "¿Y usted qué hizo? " La respuesta fue patética "Le informé a mis superiores, al General de la Orden en Roma y al Arzobispado de la Ciudad". La pregunta de la querella fue la lógica  "¿Y no hizo ninguna denuncia judicial?"  "No"  fue la respuesta del Cardenal.  "¿Y sus superiores, hicieron alguna denuncia?" inquirió la querella. "No sé"  fue la respuesta del jesuita. "Pero con la información que tenía, sabiendo que había secuestrados en  la ESMA ¿no hizo nada para intentar salvarlos", insistió la querella.  "Informé a mis superiores" fue la lacónica respuesta de Jorge Bergolio.

 
 O sea: NO HIZO NADA.
En la audiencia quedó demostrado, por las propias palabras del Cardenal Bergoglio, que tanto él como los Cardenales Aramburu y Tortolo, sabían que había secuestrados en la ESMA en octubre de 1976. Y no hicieron nada para salvarlos. Peor, ellos junto a toda la cúpula de la Iglesia Católica, guardaron el silencio cómplice que necesitaban los genocidas para continuar con su tarea de secuestros, turturas, asesinatos y desapariciones.

Y ya durante los gobiernos constitucionales, no se presentaron ante la Justicia a denunciar lo que sabían, continuando con su silencio cómplice, necesario para garantizar la impunidad de los genocidas..

Nos preguntamos, esa es la moral cristiana de la que nos hablan? La de amparar genocidas?

Contactos de prensa:
 Enrique Fukman (AEDD) 15-53372868
 Dra. Myriam Bregman (CeProDH), 15 4 170 2398
 

1 comentario:

ana isabel dijo...

El bosque no deja de ser un conjunto de árboles, plantas, flores.........juzgar a la Iglesia (que es el conjunto de los cristianos), por algunos de sus miembros, es como decir que no vamos al monte porque solo hay bichos¡¡¡