jueves, 1 de enero de 2009

Boletín Electrónico de noticias y actividades de la AEDD nro 488

A nuestros compañeros y amigos
informamos que el 10 de diciembre hemos publicado el nro. 17 de nuestra revista TANTAS VOCES TANTAS VIDAS
enviamos el índice y al pie del mismo reproducimos la editorial.
INDICE
Editorial
El gobierno y los derechos humanos
Impunidad
Crónica de la impunidad ¿Y Julio López?
Juicios
En los Tribunales
Memoria
CCD Mansión Seré: un vuelo hacia el horror
A 35 años del golpe en Chile
Historias encpontradas en la búsqueda de Justicia
Tantas Voces
Carta a mi madre
Situación procesal de los genocidas a noviembre de 2008
Tantas búsquedas
Hermanos Mesquida
Tantas vidas
Historia de un poema para Rachel
Solidaridad
Libertad a los 6 compañeros paraguayos
Internacional
Resoluciones del Encuentro Internacional de la Solidaridad con Bolivia.
Otros ámbitos
Agricultura campesina e indígena
Trabajadores de sitio de la memoria
Y como en todos nuestros números
escribe
APARICIO. "Carta abierta a la Marchade la Resistencia"
El costo de cada ejemplar es de $ 7.-
ASOCIACION DE EX DETENIDOS DESAPARECIDOS.
para adquirirla pueden enviar un mail a
Editorial

EL GOBIERNO Y LOS DERECHOS HUMANOS

Desde el último número de “Tantas voces…” son numerosos los hechos ocurridos en el país que nos permiten reafirmar nuestra convicción de que la situación real de los derechos humanos no es la que pretende imponer el discurso oficial.

En las causas contra los genocidas, somos concientes y celebramos que con nuestra lucha inclaudicable hayamos conseguido logros sustanciales. Cada juicio oral en el interior es un triunfo del pueblo. Jornadas inolvidables se están protagonizando en Neuquén, San Luis y Entre Ríos; como ya protagonizaron los pueblos de Corrientes, Chaco y Córdoba, en los juicios que ya concluyeron. La condena a cadena perpetua de Bussi y de Menéndez marcan un antes y un después para el pueblo de Tucumán. Dos brigadieres acaban de ser condenados a 25 años en fallo dividido, porque logramos quebrar la unanimidad del Tribunal Oral Federal Nº 5. Sin embargo, el gobierno con la ayuda de la mayoría de los jueces, lleva adelante una política que tiene como objetivo la realización de algunos juicios “paradigmáticos” , con pocos represores en el banquillo y siendo juzgados por una cantidad mínima de los crímenes cometidos. Además la mayoría de los genocidas acusados gozan de prisión domiciliaria, en el mejor de los casos, y en otros simplemente de la excarcelación.

Por otra parte, las declaraciones del sindicalista Hugo Moyano con respecto a calificar el caso de José Ignacio Rucci como crimen de lesa humanidad y la operación de prensa desatada posteriormente —aunque hoy esté aparentemente desactivada—, muestra la disputa entre los distintos sectores de aliados del gobierno con respecto al futuro de las causas contra los genocidas.

Mirando aspectos más generales, vemos que en nuestro país la violación de los derechos humanos es moneda corriente y que el gobierno lleva adelante una política que profundiza esta situación. Centenares de dirigentes populares enfrentan procesos por luchar en defensa de sus derechos. Se calcula que hay más de 5000 compañeros con procesos pendientes. A cada lucha de los trabajadores y el pueblo la respuesta es amenazas, palos, patotas y nuevos procesados. Los ejemplos son múltiples.

En el INDEC, a la manipulación descarada de los índices de inflación, se suma la presencia permanente de las patotas de Moreno que amedrentan a los trabajadores.

El gobierno reactivó las causas contra los delegados del Hospital Francés, sobre los que pesan acusaciones por “privación ilegítima de la libertad”, en represalia a la lucha en la que lograron evitar el cierre del hospital y su nacionalizació n.

Aumentan los ataques y agresiones contra luchadores populares: dos veces fue secuestrado por pocas horas el dirigente de ATE Pablo Micheli; en La Plata fue secuestrado, encapuchado y golpeado el integrante de la CTA Nahuel Pino; cinco militantes del Movimiento Nacional de Los chicos del Pueblo fueron secuestrados y golpeados en el desarrollo de la Campaña “El hambre es un crímen”.

En la rebelión espontánea de Castelar, provocada por las condiciones calamitosas del Ferrocarril Sarmiento, el ministro Aníbal Fernández, en representació n del gobierno nacional, intentó desatar una caza de brujas contra organizaciones populares opositoras al gobierno, negando las condiciones en las que viajan miles de argentinos para asegurar ganancias extraordinarias a la empresa TBA.

En la ciudad de Buenos Aires, los maestros en su lucha contra las políticas neoliberales que intenta imponer Macri en las escuelas, fueron reprimidos por la Policía Federal dirigida por Aníbal Fernández.

Un párrafo especial queremos dedicar a los 6 campesinos paraguayos presos en la Argentina a los que el gobierno les negó el derecho de ser reconocidos como refugiados políticos. Roque Rodríguez, Basiliano Cardozo, Simeón Bordón, Gustavo Lezcano, Arístides Vera y Agustín Acosta dejaron Paraguay para escapar de los paramilitares y las fuerzas de seguridad que masacraron a 200 campesinos en los últimos años. Sin ninguna prueba fueron acusados en su país, por la justicia del Partido Colorado, del asesinato de Cecilia Cubas, hija del ex presidente de Paraguay; a pesar de que ese crimen tiene todas las características de un ajuste de cuentas dentro del Partido Colorado. El gobierno de Kirchner no los admitió como refugiados políticos, demostrando así que privilegia la geopolítica del “antiterrorismo” a su tan mentada defensa de los DDHH. Después de más de dos años y medio de prisión y tras más de 50 días de huelga de hambre, finalmente, el gobierno argentino, con recomendación de la Secretaría de DDHH, negó el refugio político a estos seis dirigentes campesinos. Días más tarde la Corte Suprema de Justicia confirmó el fallo del juez que ordenó su extradición. El gobierno de Cristina Fernández de Kirchner rompió con una tradición histórica de nuestro país en materia de asilo político y será uno de los responsables de la suerte que corran de ahora en más estos compañeros. No es casual esta decisión después de ser aprobada, a pedido del gobierno de EEUU y a propuesta de Néstor Kirchner, la Ley antiterrorista que plantea como una de sus cuestiones centrales no otorgar status de refugiado político a aquellos calificados como “terroristas”.

Al cierre de nuestra revista una nueva campaña mediática impone como tema principal la preocupación por la “inseguridad”. Como siempre la derecha levanta su bandera de endurecer penas y perseguir a los pobres, pero sobre todo esta vez, la supuesta solución se concentra en bajar la edad de imputabilidad a 12 o 14 años. La propuesta no estuvo en boca de Blumberg, la hizo el gobernador Daniel Scioli. La señora presidenta entonces, para marcar su posición “progresista” aclaró que no está de acuerdo en endurecer penas y que el problema es que "la policía trabaja y detiene" a los delincuentes y "la justicia libera y libera". Ni una palabra sobre la miseria, la exclusión, la falta de futuro de miles de jóvenes. Ni una palabra sobre los recortes a planes sociales de inclusión en la Provincia de Buenos Aires y, por supuesto, ni una palabra sobre el rol activo de la Bonaerense en las zonas liberadas para el narcotráfico y la venta de droga en los barrios, principal móvil de delincuencia de un adolescente sin futuro. La propuesta de Scioli es juzgar como adultos a chicos de 12 o 14 años y la de la señora presidenta alienta la actuación de la policía que ya lleva más de 960 víctimas de gatillo fácil, desde el 2003 hasta ahora.

Antes de desatarse la crisis financiera mundial Cristina Kirchner se comprometió a adelantar el pago de 6700 millones de dólares al Club de París. A los pocos días hubo idas y venidas con respecto al monto a desembolsar. Sin embargo, el anuncio parece no concretarse y se especula con una compra anticipada de bonos a precio de “ganga” utilizando 10 mil millones de dólares, que saldrían del superávit fiscal y de las reservas del Banco Central. Entre 2003 y 2008 se han pagado más de 31.000 millones de dólares al FMI, al BID y al Banco Mundial. Y aquella promesa de mayo del 2003 de que no pagaríamos la deuda a costa del hambre del pueblo argentino se cambió por el cinismo de afirmar que al pagar la deuda externa, estamos afianzando nuestra independencia.

Desde el inicio de la era de los Kirchner en el gobierno, hemos señalado una y otra vez, que cada promesa del discurso oficial se ve negada en la realidad. Así, del fin de la impunidad para los genocidas se pretenden unos cuantos juicios paradigmáticos, de los planes de viviendas para los sectores más postergados sólo hay en pie menos del 10% de lo prometido y la mayoría ha sido construido sobre basurales o a la vera de arroyos contaminados, de la promesa de sociedad con movilidad social donde “los hijos puedan vivir mejor que sus padres” queda la persecución a los jóvenes pobres.

Nuestro país es la contracara brutal del país con el que soñaron miles y miles de jóvenes, en las décadas del sesenta y setenta. Sin embargo, a pesar de los golpes y las mentiras, nuestro pueblo vuelve a organizarse para luchar por sus derechos una y otra vez.

Se cumplieron, el 18 de septiembre pasado, dos años de la desaparición de Julio López. Tanto en La Plata como en Buenos Aires, dos marchas multitudinarias exigieron al gobierno su aparición con vida y el castigo a los culpables de su secuestro. Si Julio López sigue presente a pesar de todas las campañas para silenciar su desaparición, es porque existe una fuerza capaz de organizarse, a pesar de todas las diferencias, para exigir su aparición con vida. Si en muchos de los juicios contra los represores de la dictadura se escucha la palabra genocidio es porque existe una fuerza organizada que exige que los asesinos sean condenados por lo que son: genocidas. Y no habrá ninguna otra forma de construir el país solidario por el que tantos compañeros lucharon. Por eso en cada fábrica tomada, en cada marcha estudiantil, en cada huelga, nuestros 30.000 compañeros detenidos-desaparec idos están presentes. Porque ellos forman parte de ese pueblo que no sólo es capaz de soñar con otro futuro, sino que es capaz de organizarse y luchar para lograrlo por más difícil que parezca.


No hay comentarios: